¡Determina tu destino!

¡Determina tu destino!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Determina tu destino!
/

Para ser un ganador, necesitas un recorrido y una meta ¡Determina tu destino!

Bueno y antes de marcar a donde quieres llegar, lo primero que debes definir: ¿Qué es ser un ganador para ti?

Aunque parece elemental, tiene más de fondo que de forma.

Ser un ganador, tener éxito o eso que te hace sentir un campeón cuando logras algo; no es lo mismo para ti que para otras personas.

Ya sabes, que aquí entran en juego el código cultural, visión, mentalización, un sin número de variables que si estás al día con los episodios sabrás de lo que te hablo.

La cuestión es, que aterrizando esto a la marca personal, un ganador puede ser quien quiere:

  • Tener reconocimiento social
  • Mejorar posición o ingreso en un empleo
  • Diseñar una vida más simple
  • Conseguir clientes con mayor nivel
  • Ser más eficiente con una actividad actual

La lista es interminable, por ejemplo, para ser un ganador con mi gestión de marca personal tengo que cumplir con mínimo 2 objetivos:

  1. Que te sirva mi mensaje (Externo)
  2. Ejecutar todo el proceso «eficientemente» (Interno)

Sé que me dirás, Renzo pero eso muy básico y por demás subjetivo.

Claro, si miras la forma, en cambio, si miras el fondo; es un proceso enorme para cumplir estos 2 objetivos simples, que te estoy poniendo de ejemplo.

Entonces, mi mensaje en esta frase, es que, si quieres ser un ganador con tu marca personal, porque no creo que quieras ser un perdedor.

No puedes omitir o descuidar estos 2 elementos básicos (interdependientes) para que puedas diseñar el resultado.

2 elementos para diseñar tu resultado

  1. Recorrido
  2. Meta

Recorrido

Es muy fácil ponerte metas, lo complejo es lo que debes hacer para conseguir cumplirlas.

En el camino que debes tomar está tu visión como hombre de negocios.

Entonces, define muy bien el trayecto, para que cuando pases a la acción, te concentres el algo más detallado que la meta misma, espero hacerme entender.

Lo que te quiero decir, es que el recorrido es quizá más importante que la meta en sí.

Luego viene…

Meta

Si bien, ponerte metas es «sencillo», como te acabo de decir, pactarlas alineadas con tu futuro o destino y con la evaluación del recorrido, lo convierte en algo más bien complejo.

Si no fuera así, cumplirías todas las metas que te trazas cada año, y no es así.

Entonces, simplemente mira a la meta como el resultado, ¡fácil verdad! — no es más.

Cuando vives tu marca personal intencionalmente, tendrás muchas metas y eso está bien.

La cuestión va, de que cuando te traces una meta retrocede y sincronízala con un recorrido detallado.

Así sabrás, incluso, si la meta es viable.

¿Qué puedes hacer ahora?

  1. Define tus objetivos internos y externos, así tendrás un panorama de lo que es para ti ser un hombre ganador.
  2. Diseña recorridos para cada meta, detallados, objetivos, medibles y alcanzables, recuerda que en el recorrido está la ciencia.
  3. Ejecuta metas realistas para cada recorrido, incluso, metas intermedias, también te mantendrán con mentalidad de campeón.

No se te olvide:

Para ser un ganador, necesitas un recorrido y una meta ¡Determina tu destino!

RENZO D’ANGELO

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2