Haz un autoinventario

Haz un autoinventario

Saber con qué cuentas para profesionalizar tu marca masculina te facilitará beneficiarte de tu pasión.


Hacer un inventario a conciencia de tus habilidades y destrezas; es un ejercicio imprescindible para subir tu nivel.

Reconocer los elementos que conforman tu ADN te dará un distintivo difícil de igualar.

Hacer lo que te gusta y además poder vivir de ello es la utopía de cualquier hombre contemporáneo.

Y si quieres una marca intencional… ¡Este es el camino!

El resultado puede ser; desde estar fuera de tu elemento, hasta encontrar algunas herramientas perdidas ideales para proyectar un mensaje extraordinario.

Por esa razón, aquí comienzas un recorrido por tu historial para identificar esas actividades que estaban en tu mochila y que se perdieron con tu guion cultural.

No olvides que en este entrenamiento debes cuestionarte todo, incluido lo que supuestamente «te gusta».

Recuerdas cuando en la «Inteligencia» te hablé de la pasión, bueno, aquí es donde haces su balance en 3 dimensiones.

3 dimensiones para «registrar» tu inventario

  1. Personal
  2. Regresiva
  3. Profesional

Personal

En este inventario de habilidades y destrezas personales, debes reconocer lo que se te da bien, con facilidad y además te gusta hacer.

Disfrutar estas tareas y perder la noción del tiempo cuando te sumerges en ellas es un gran indicador, inventariarlas es fácil, porque son esas acciones con las que te sientes un hombre más inteligente.

En este punto no te preocupes por si puedes vivir o no de ellas, tu reto es identificarlas.

Regresiva

El mismo ejercicio que haces en las competencias personales, ahora ejecútalo devolviéndote en el tiempo a tu infancia y adolescencia.

Hazlo divertido y lo chévere es que puedes indagar un poco con tus familiares más cercanos, acerca de cuáles eran las actividades que robaban tu atención por esa época.

Es importante que hagas una diferencia entre tu infancia y la adolescencia, porque en esa transición se evidencia el código cultural de un hombre con actividades influenciadas por pertenecer y parecer «normal».

Profesional

Es un expediente de tu recorrido técnico y académico. Haces lo mismo que en la dimensión personal; centrado en lo que amas y odias de tu experiencia profesional incluyendo logros y caídas:

¡Aquí identificarás competencias e incompetencias!

El objetivo de todo; es hacer un almacén con la intersección de las 3 dimensiones para crear los cimientos de tu ADN:

  • Identificando qué te mueve y haces bien para fortalecerlo en lo que hagas.
  • Lo que te gusta y quizá no es tu fuerte para vincularte a ello de algún modo.
  • Y por último lo que odias, para evitarlo al profesionalizar tu marca.

Actualiza tu bitácora en las notas con tus 3 inventarios, ¡recuerda!, no asumas nada como bueno o malo, cuestiónate todo y prepárate para el siguiente episodio.

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

"*" señala los campos obligatorios

Paso 1 de 2