Nominación; el sello de un hombre

Nominación; el sello de un hombre

Hombre﹢
Hombre﹢
Nominación; el sello de un hombre
/

Define simple y objetivamente lo primero que recordarán tus clientes de tu marca «profesional».

En este episodio te contaré lo importante que es tu naming y el de tu negocio a la hora de establecer relaciones comerciales, porque es lo primero que recordarán tus clientes de tu marca personal y comercial.

¿Qué es el naming?

El naming no es el nombre, como puedes pensar, sino la herramienta que usas para llegar al nombre de tu marca.

Teniendo tu ADN definido, como te mostré en el episodio anterior, tendrás clara tu esencia, tu cliente ideal y tu promesa para responderte preguntas como:

  • ¿Qué debo comunicarle a mi cliente con mi nombre?
  • ¿Por qué este nombre y no puede ser otro?
  • ¿Para qué personas va dirigido mi nombre?

Cuando tienes un small business lo más común es armarte toda una novela con el tema del nombre y en dicha novela te crees el protagonista y no tienes en cuenta lo más importante…

El nombre no es para ti, sino para tu cliente

Es decir, te representa a ti, pero es para tu cliente, no te puedes quitar eso de la mente.

Entonces, como el nombre de tu marca es para tu cliente debe ser estratégico, porque hará parte del branding e impactará tu proceso comercial, como resultado te volverá más o menos eficiente.

Obvio, es más fácil crear o cambiar el nombre de una marca corporativa, un producto o de un negocio que el de tu marca personal.

Aunque eso no quiere decir, que el naming en tu marca personal no sea importante, en ambas marcas será tu sello como hombre de negocios y así debes proyectarlo.

Ahora, que hacer un proceso de naming profesional sea fácil no quiere decir que sea mediocre, simplemente evita querer decir todo con el nombre.

Ya tendrás otras herramientas de comunicación, que incluso te las mostraré en esta misma saga como son:

El eslogan, identidad, campaña, expresión, portafolio, en mismo storytelling dentro del copywriting te da oportunidades enormes para comunicarte y hasta tu web es una herramienta espectacular de comunicación.

Entonces, ¿para qué saturar y quemar la oportunidad de tener un nombre objetivo?

No es necesario, en cambio, puedes hacer lo siguiente: Haz un brainstorming o lluvia de ideas, por supuesto con objetivos claros, para que tengas un buen resultado y materia prima para escoger el nombre de tu marca.

Recuerda, que con esta lluvia de ideas, vas a crear o transformar el nombre o nombres de tus marcas, sin importar si tu marca es nueva o tiene más de diez años.

Yo tengo mis propios enunciados, son 10, puedes al igual que yo asignarles un valor numérico para que cada nombre obtenga un puntaje al final y te sea más simple elegir.

Mis 10 enunciados son

  1. Sí puedes usar una palabra, no uses dos
  2. Sí genera asociación, que sea positiva
  3. Sí se lee bien, que se pronuncie bien
  4. Sí genera recordación, que sea idónea
  5. Sí causa impacto, que de valor
  6. Sí limita, que sea por segmentación
  7. Sí evitas las siglas y apellidos mejor
  8. Sí se puede registrar, clasifica (verifica en línea)
  9. Sí hay tres dominios exactos, se completa
  10. Sí se parece a un competidor, vuelve a empezar

Imagina el nombre de tu marca como el de un buen álbum musical; debe ser capaz de sintetizar y evocar todas las canciones en un solo titulo.

Tanto en tu marca personal como en tu marca corporativa debes hacer un manejo estratégico de los nombres.

El manejo del nombre en tu marca personal, primero no es opcional, sobre todo cuando ya tienes una marca de negocios y segundo debes alinearlo a tu marca corporativa como te expliqué en el ADN.

Aquí te explico un poco el manejo del naming en cada una:

  • Tu marca personal, para ti como hombre de negocios
  • Tu marca corporativa, empresarial, producto, o idea comercial

En tu marca personal

Es más importante de lo que piensas. Si bien puede ser un poco más complejo simplemente cambiarte el nombre, el que lo presentes de una manera u otra ayudará tanto a la recordación como a la asociación.

Dos de mis 10 enunciados.

No es lo mismo si te llamas: Juan José González Martínez, que si usas simplemente Juan González, ¿por qué?

Porque en Juan González así sea un poco común

Tu cliente solo se debe acordar de 2 palabras y seguro que conocerá otro Juan y otra persona de apellido González lo que facilitará su asociación.

Por eso el nombre es para tu cliente, bueno en tu marca personal el cómo usar tu nombre es parte de tu estrategia comercial, igual, es para tu cliente.

Si te preguntas, Renzo: ¿Hay diferencia si soy un diseñador, comunicador o marketer a si soy un abogado, contador o asesor financiero?

Depende, la diferencia no debe ser tanto por el servicio que prestas, sino por el cliente que buscas.

Si es importante que no sea ridículo en tu sector, pero más importante es que sea amigable y cercano a tu cliente ideal.

Recuerda, que debes hablar con tu cliente como si de un amigo se tratara.

Si tu cliente ideal es un emprendedor joven, necesitarás ser más desenfadado y sencillo.

Por el contrario, si tu cliente es un hombre de negocios de una gran corporación deberás sonar un poco más serio y formal.

Sin caer en el común de tus competidores, siempre debes ir un paso adelante sin hacer el ridículo.

En tu marca corporativa

En la marca corporativa es más fácil. Simplemente aplicas mis 10 enunciados y te aseguras de cumplir lo que considero debe ser el resultado de un buen naming debe ser:

  • Fácil de recordar (Pocas letras)
  • Fácil de pronunciar
  • Fácil de escribir
  • Fácil de extender
  • Fácil de entender
  • Fácil de registrar
  • Fácil de vender

Cumpliendo esto y los enunciados anteriores tendrás un nombre ganador, y si tu nombre actual o el de tu negocio es un desastre.

No te preocupes, no eres una gran corporación, así que lo puedes cambiar ahora mismo.

Ten en cuenta que un hombre de negocios no le pone sentimentalismos a los negocios, le pone estrategias, y el nombre es una de ellas.

Todo cambia y evoluciona

Piensa en lo siguiente, es muy importante, lo he visto en muchos hombres de negocios que me consultan y lo he vivido yo varias veces.

Así como los negocios y el mercado cambia tu también cambias y aunque hoy ames la marca que tienes, mañana te puedes cansar de ella y si has construido una marca eficiente, venderla es una buena opción.

Entonces, el nombre de la marca cobra aun más valor estratégico. Te facilitará vender todo el intangible de la marca incluso su concepto si es ganador.

Conclusión

El naming, es tu arma número dos como hombre de negocios, así que quítale el sentimentalismo al naming y deja un sello eficiente que hable por ti, teniendo presente que:

  • El nombre no es para ti, sino para tu cliente
  • Cumple los 10 enunciados que te mostré
  • Y piensa que todo cambia al igual que tu

Muchas de las dudas que te surjan ahora te las iré aclarando a lo largo de la saga, por ahora:

Responderé a estas preguntas sobre el naming en tu marca

  1. Tengo un negocio que va dirigido tanto a clientes directos como a distribuidores. ¿Cómo me recomiendas que maneje mi nombre si los clientes directos son muy diferentes a los distribuidores?
  2. ¿Cómo puedo recortar mi nombre y no caer en el ridículo, pareciéndome a una persona más joven de lo que soy?
  3. He tenido el nombre desde que nací y estoy acostumbrado a escucharlo, pero ¿Cómo hago para saber si mi nombre requiere un cambio?

* Escucha las respuestas en el audio.

¡Hasta la próxima!


6 respuestas a “Nominación; el sello de un hombre”

  1. Hola Renzo, gracias por responder mi pregunta en el episodio, está muy chévere, seguro seguiré participando y molestándote con mis preguntas, saludos.

  2. Renzo, excelente el episodio, vas mejorando, se nota que le dedicas mucha preparación ??. Ahh y gracias por responder mi pregunta, ya sé por donde va todo. Felicidades.

Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2