¡Sistematiza tus metas!

¡Sistematiza tus metas!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Sistematiza tus metas!
/

Triunfos insignificantes te dan energía constante ¡Sistematiza tus metas!

Para lograr objetivos con tu marca personal, rómpelos en pequeños pasos y te será más fácil conseguirlos.

Conocer este concepto te hace sentir ineficiente porque hay resultados que quisieras y no sabes cómo accionar.

Para mí, los desafíos de alcanzar metas están en la mentalidad, en la meta per sé, y en centrar tu atención más en el resultado que en el recorrido.

La cuestión es que si no tienes un propósito definido, y este por sí mismo no te motiva; lo demás no tendrá sentido y por eso te cuesta identificar los pasos a seguir. Porque sin un fin no hay caminos claros, ¿me hago entender?

Ahora, digamos que ya sabes lo que quieres, ¡un avance!, aunque todos aman los resultados, el quid está en que estés dispuesto al trayecto, a lo que debes hacer para conseguir ese resultado, de lo contrario no habrá caso.

Alcanzar un triunfo en cualquier área, no tiene mayor misterio, lo que pasa es que te fijas metas muy grandes ignorando que hay pequeñas victorias asociadas.

También omites la mentalidad que se necesita, entonces todo te parece inalcanzable, desmotivante y abandonas. Hasta hoy, con estas reflexiones espero ayudarte:

3 sentencias para accionar con tu marca personal

  1. Limitar
  2. Fraccionar
  3. Recompensar

Limitar

Detalla el objetivo, ojalá investigando lo que han hecho otras personas para conseguirlo.

Si lo ves lejano, acércalo, vuélvelo más pequeño «no para conformarte» sino para identificar si forma parte de tu propósito.

Delimitándolo sabrás si cuentas con las habilidades para conseguirlo o debes desarrollarlas, hacer cambios en tu mentalidad y si estás dispuesto a retar tus creencias, en fin, si realmente lo quieres, de pronto solo te parece chévere y ya, no quieres luchar.

Fraccionar

Rompe la meta en pequeños hitos anuales, mensuales, semanales y diarios; si hoy tuvieras tres horas para invertir en tu resultado, ¿qué ejecutarías?

Los pasos deben ser accionables, es decir, no puedes definir una tarea que no sepas hacer, porque a menos que la acción sea contratar a alguien para que la haga por ti, quedarás bloqueado.

Divide las actividades con palabras de acción, por ejemplo, en vez de poner en tus recordatorios «página web», que sería demasiado para un día, pon varias acciones: comprar dominio y hosting, redactar el contenido inicial, incluso, puede que haya tareas que necesiten más fraccionamiento.

Recompensar

Aquí viene la mejor parte, define los premios que te darás por cada hito alcanzado, busca un punto intermedio, entre dificultad y motivación.

Por ejemplo, cada semana o mes comprarte o ir a comer algo que te guste, darte un pequeño incentivo que te motive, obviamente que esté ajustado al esfuerzo, no te vas a dar algo desproporcionado con relación al tiempo que invertiste.

Lo importante es que lo tengas claro y lo cumplas, puedes también quitarte algo que te guste mucho, y solo permitírtelo cuando logres la tarea del mes.

¿Qué puedes hacer ya?

  1. Define tu meta limitada con el mínimo resultado alcanzable de acuerdo con tus capacidades y sube la intensidad con tus avances
  2. Destroza el objetivo en pequeñas porciones y revisa los progresos semanalmente
  3. Y por último, define los premios que te darás cada vez que alcances un hito, a mayor esfuerzo más compensación para formar así el sistema que te llevará al siguiente nivel.

No se te olvide:

Triunfos insignificantes te dan energía constante ¡Sistematiza tus metas!

RENZO D’ANGELO

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2