¡Deja la huella correcta!

¡Deja la huella correcta!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Deja la huella correcta!
/

Tu mensaje vivirá aun cuando no estés presente ¡Deja la huella correcta!

Lo que te dicen en la cara, sean clientes, familiares o amigos es más bien irrelevante en comparación con lo afirman de ti cuando no estás presente.

Esta es una de las premisas del branding como estrategia marketing; ¡el propósito con el que dejas tu huella en los demás!, dicho de otra manera, es cómo los marcas con tu mensaje persuasivo para que luego respondan a tu objetivo.

Y aunque ya seas un hombre mayor de 30 años y quieras conservar comportamientos irreverentes, en las ventas la eficiencia de un mensaje debe darse con más intención.

Que te quiero decir con esto, mientras lo que des a entender con tu mensaje «comercial» en este caso, sea lo que tienes en mente vas bien, de lo contrario perderás clientes y negocios deseados a tu paso.

Ahora, no todo es alinear la intención con el mensaje, porque muchas veces tu «pretensión» puede estar errada; lo que desatará una cadena de incoherencia que no te llevará a sembrar la semilla que quieres.

Entonces, ¿cómo puedes salirte de este lío y dar el mensaje correcto para generar en ese cliente deseado la impresión y recordación acertada que necesitas?, ¿cómo hacer que tu mensaje perdure en la mente de ese cliente?

Controlando dos inflexiones en tu estrategia de marca:

2 inflexiones del mensaje de tu marca personal

  1. Existencia
  2. Evidencia

Existencia

Está es la más compleja, porque está relacionada con tu realidad como hombre de negocios, configurada en el ADN de tu marca personal.

Ahora, no quiero decir que no la puedas manejar, por supuesto que si, para eso está tu mentalización y autoconocimiento de hombre prémium, la cuestión es que esta esencia debe ser atractiva para tu cliente.

De lo contrario, estarías conquistando a alguien que no tienen el menor interés y compatibilidad contigo, ¿me hago entender?

Con este interés implícito y natural (no forzado), tu identidad de marca destacará el mensaje correcto en el momento adecuado, para así promover la huella correcta.

Evidencia

Esta confirmación del mensaje por parte de tu cliente (o receptor) es la que generará recordación y dará pie a la interpretación de una imagen de marca alineada con tu identidad.

Aquí lo importante —fuera de ratificar el interés en lo que hayas comunicado— es la coherencia y asociación de las variables.

Sea cual sea el mensaje que quieras perpetuar; la prueba que en este caso estaría en lo que muestre tu servicio, producto, idea o entregable, debe ratificarlo todo. De lo contrario la huella sería incorrecta.

Una validación de tu marca personal hará que tu mensaje perdure en tu cliente aun cuando no estés diciendo nada.

Esto no es más, que el proceso de marcar a tu cliente con la asociación de elementos distintivos que lo hagan recordarte sin que esté viéndote o metido en tu sitio web.

¿Qué puedes hacer ahora?

  1. Conoce el recorrido de tu mensaje, para identificar el viaje que hace tu cliente al recibirlo.
  2. Preocúpate por ser un hombre real, siempre desde una perspectiva de automejoramiento y autocompetencia.
  3. Y por último, confirma que todos los elementos de tu mensaje; validen de una forma u otra lo que quieres instaurar con tu marca personal.

No se te olvide:

Tu mensaje vivirá aun cuando no estés presente ¡Deja la huella correcta!

RENZO D’ANGELO

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2