El límite de un hombre

El límite de un hombre

Hombre Plus
Hombre Plus
El límite de un hombre
Loading
/

Pocos hombres conocemos nuestros límites, o quizá subestimamos nuestro verdadero alcance.

Cuando creas un negocio o comercializas algún producto y servicio centrado en el público masculino, puedes pensar que hoy estás jodido, porque pareciera que fueras a contracorriente. Bueno, claramente difiero de este pensamiento.

Pues cuanto más se desatiende a un grupo demográfico, más necesidades este puede poseer y, en consecuencia, más oportunidades puedes tener como disruptor en ese nicho.

Ahora, elegir un nicho masculino para tu producto y servicio no es el único desafío, porque así seas un tipo innovador, para sobresalir en un mercado competitivo, necesitas estar dispuesto a arriesgar y explorar nuevas alternativas; a superar tu límite como hombre.

Por ejemplo, imagina que tienes una tienda física de ropa masculina, donde vendes diferentes camisas clásicas y formales. Si las ventas no son lo que esperabas, puedes quedarte en tu sillón cómodo y caliente vendiendo lo mismo de siempre, o puedes superar tus límites y explorar nuevos productos para hombres que puedan atraer a tipos que estén dispuestos a pagar más por mejores camisas.

La industria de la ropa masculina es multimillonaria y solo la categoría de camisas para hombres crece más del 5 % anual y vende más de 13 mil millones de dólares al por menor únicamente en los Estados Unidos.

Entonces, ¿el problema es vender camisas para hombres? ¿O qué tus camisas no son lo que los hombres actuales buscamos?

El punto es que debes estar dispuesto a superar tus límites para probar nuevas alternativas más ajustadas al hombre contemporáneo.

Sé que la mayoría de los empresarios solucionarían el problema del ejemplo de las camisas formales para hombres añadiendo productos para más públicos.

¡Grave error! Porque si le vendes a todos, no le vendes a nadie, y además, pasas de competir con unos pocos a una infinidad de vendedores generalistas.

Por lo tanto, centrarte en hombres más específicos y usar el marketing digital para atraerlos es de hombres más inteligentes.

Claro está que si no estás dispuesto a superar tus límites en cualquier negocio, el miedo dejará de ser tu aliado para convertirse en tu verdugo.

Para superar tus miedos, límites y alcance, te propongo tres acciones concretas:

  1. Investiga lo que tus clientes están buscando y cómo puedes satisfacer sus necesidades de otro modo. Busca nuevas tendencias globales en tu mercado y considera cómo puedes aprovecharlas.
  2. Arriésgate y prueba nuevas tecnologías en tu negocio. Tal vez no todas las ideas sean exitosas, sin embargo, siempre puedes aprender de tus errores y ajustar tu estrategia.
  3. Busca mentores, consultores o asesores que puedan ayudarte a explorar nuevas oportunidades y a tomar decisiones más objetivas. No tienes que hacerlo todo como un lobo solitario.

Recuerda, el límite de un hombre es su negativa a arriesgar. No te quedes estancado en ideas antiguas porque entonces nunca podrás ir más allá de lo que ya has alcanzado.


Avatar de Renzo

Renzo D’Angelo

Coméntame

Clan de hombres disruptivos

Únete, y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal masculina como un hombre prémium.