Creando un cuartel masculino

Crea tu cuartel masculino


El centro de operaciones de un hombre, es clave para lograr sus hazañas, así que crea tu propio cuartel masculino.

Diseñar una especie de cuartel creativo y productivo masculino te ayudará a lograr tus ambiciones.

Porque gran parte de lo que los hombres producimos, proyectamos y emulamos, viene del entorno en el que nos desenvolvemos.

Por eso, no es raro escuchar de líderes de pensamiento masculino, que te conviertes en los hombres que te rodeas.

Si quieres ser un hombre exitoso, ¿de cuántos hombres exitosos te rodeas?, te gustaría ser un tipo más tecnológico y, ¿por qué no?, hasta nómada digital, ¿cuántos hombres así forman tu tropa?

Si únicamente te relacionas de un arsenal de escuincles fracasados, obsoletos y fragilizados, ¿qué puedes crear para tu futuro?

El cuartel masculino del que te hablo, no es solo físico, que también pudiera, sino más bien, míralo como crear un mundo “estratégicamente” controlado, de donde extraes y generas tus ideas, emprendimientos y cambios de pensamiento.

Es una mezcla de entornos virtuales, herramientas digitales y artilugios físicos para volverte un emprendedor autosuficiente.

Respuesta masculina al colapso de la información

Vivimos una era de información como ninguna otra, esto ha originado tres respuestas en los hombres contemporáneos:

La primera es convertir a los hombres inseguros de sí mismos y sin herramientas digitales, en tipos cohibidos, miedosos y frágiles, por temor a lo desconocido, se bloquean aún más. Tanta información puede causarte un atasco del que difícilmente te librarás.

Una segunda respuesta, es una implosión en tu cabeza por no poder discernir, para procesar, lo que tiene valor de lo que no. Esta infinidad de opciones es alimento fortificado para la parálisis por análisis.

Entonces, te quedas almacenando ideas fantásticas, analizando todas las opciones que se te presentan como un niño con mil juguetes, y luego, no accionas nada.

Y la tercera respuesta es aprovechar la cantidad de contenidos disponibles, para filtrar, clasificar y centrar tu atención en procesar lo que forma parte de tus estrategias y proyectos personales y profesionales.

De este modo, construir un cuartel de lucha, una máquina de negocios y proyectos paralelos para diversificarte y darte la libertad que los hombres valoramos y podemos conquistar.

Por eso, y para ubicarnos en esta tercera respuesta, te mostraré un modo de crear tu cuartel masculino para (quizá) lograr tus hazañas como emprendedor digital.

Ahora sí, profundicemos en la cuarta disrupción de la serie del nuevo hombre emprendedor.

¿Por qué crear un cuartel masculino te fortalece?

El modelo del calabozo tradicional es una caja, en donde todos hacen lo mismo, para buscar los mismos objetivos y conseguir las mismas recompensas.

El problema; todos los hombres somos diferentes, y así como es probable que mis objetivos no sean idénticos a los tuyos, las recompensas por nuestra lucha y esfuerzo también distan del estándar del hombre ordinario.

Entonces, gran parte de la información que lees, escuchas y ves en internet, se viraliza para complacer a la mayoría, ¿a quiénes?, los tipos que vinieron al mundo a deambular sin un propósito.

De lo contrario, no se viralizarían tantas estupideces, pues los algoritmos son sirvientes de lo que te mantenga pegado a las plataformas que los poseen.

Ahora, eso no quiere decir, que todo lo que encuentres en internet sea negativo para crear, al contrario, la democratización que nos ha dado esta nueva era de la información, permite que podamos leer lo mismo que lee el hombre más exitoso del mundo.

La cuestión es cómo llegar a esa información para fortalecer tu capacidad de crear e irrumpir, y es donde entra tu cuartel masculino.

El emprendedor contemporáneo requiere pocas herramientas y más acciones.
El emprendedor contemporáneo requiere pocas herramientas y más acción.

¿Cómo sería un cuartel masculino?

Imagina la cueva de Batman en la era del emprendedor digital. Para este caso, usaré un ejemplo mezclando mi propio cuartel, los de algunos de mis clientes y el centro de operaciones de hombres que admiro.

Avance; tú puedes crear tu cuartel masculino como se te antoje, siempre que sea flexible, evolucione constantemente y te ayude a lograr tus objetivos extraordinarios, estará genial.

  1. Cuartel masculino físico
  2. Cuartel masculino virtual

Herramientas del cuartel masculino “físico”

Para ampliar este apartado te comparto mis Recursos para un hombre minimalista, allí te muestro todo lo que utilizo en mi cuartel para crear, sin embargo, muy sintetizado, sería:

Un MacBook y un iPad actualizados, micrófono, audífonos, un par de luces y los respectivos accesorios.

Regla: que entren en mi equipaje de mano y lo pueda utilizar desde cualquier parte.

¿Es todo?, en líneas generales sí, puede que en los sitios a donde llego precise de algunos implementos adicionales no imprescindibles para emprender, dirigir y gestionar mis negocios en internet.

Piensa, que el objetivo aquí es no depender de un lugar fijo para crear y manejar tus proyectos principales y paralelos.

Hasta aquí no hay nada nuevo, desde 2012 manejo todos mis proyectos 100 % en línea, y aunque las herramientas y el internet han evolucionado, nada que no pudieras iniciar con un cuartel desde 2007.

Y puedes decirme; Renzo, no quiero dirigir mis negocios viajando, no importa, el que tengas como constante la deslocalización te ayudará a ser independiente, si quieres permanecer en donde estás genial, sin embargo, tener la libertad de poderte mover sin causar traumatismos, es liberador.

Recuerda, un hombre siempre elige, y elegir permanecer o irte forma parte de tu autosuficiencia como emprendedor contemporáneo.

Herramientas del cuartel masculino “virtual”

El objetivo de estas herramientas es; investigar tendencias, descubrir productos rentables (no únicos) para hombres, e investigar posibles competidores, para ver cómo lo hacen e inspirarte.

Al igual que el punto anterior, puedes conocer en detalle los aplicativos y programas informáticos que empleo en la productividad personal y profesional.

Sin embargo, cuando se trata de emprender una idea, producto y proyecto nuevo, estas son algunas herramientas para crear en tu cuartel masculino.

Prefiero comenzar de adelante para atrás, es decir, soy un tipo visual y me gusta ver la ejecución de otros hombres de negocios, para entender cómo puedo hacerlo a mi modo.

O recomendarla para algún mentorizado que quiere lanzar algo nuevo centrado en su hombre equivalente.

Entonces, inicio por portales como Starter Story y similares, para este ejercicio te dejo una lista de los 48 mejores negocios para hombres. Esto te dará un horizonte vago, aunque útil.

Luego, hago una verificación en Google Trends, y sus búsquedas en Ubersuggest con palabras en español y países de nuestra región, pues que sea tendencia en Estados Unidos, únicamente quiere decir eso.

Cuando identifico algo que realmente me interesa, lo reviso a profundidad en SEMrush, si bien estas herramientas son para el posicionamiento en motores de búsqueda, pueden darte una idea de lo que buscan tus posibles clientes sobre ese producto o servicio para hombres.

También comparo su “posible” idoneidad con mi hombre equivalente, verificando mis seguidores en Meta, ahora llamado Público y antes Facebook Insights.

Ejemplo de mi público masculino en Meta (Facebook)

Ahora, no descartes porque en tu país no haya algo igual, algunas veces eso indica que (aunque no hay un mercado confirmado) puedes explorarlo. 

Obviamente, si vives en un país en donde los hombres no tienen barba no irás a lanzar productos para cuidado de la barba, ¿verdad?

Aunque no lo creas, no simpatizo con la invención pura, prefiero imaginar cómo lo hubiera procesado Steve Jobs, si te fijas en marcas tan grandes y exitosas como Apple, nunca inventan algo nuevo, solo lo hacen mejor.

En tu caso, ¿cómo podrías hacerlo mejor?, o aún más poderoso, ¿para qué tipo de hombre podrías crear una mejor solución?

¿Cómo crear tu cuartel masculino?

En conclusión, diseñar tu cuartel masculino te ayudará a crear las condiciones físicas y mentales, para producir mejores ideas, productos, servicios y proyectos paralelos.

Vivimos en una matriz, la matriz del hombre común, nuestra matriz, sin embargo, eso no implica, que no puedas diseñar un entorno en donde tu creatividad fluya mejor, y sobre todo, que te dé la libertad de elegir y decidir tu presente y futuro como nuevo hombre emprendedor.

Entrar a tu cuartel masculino te dará otro poder para crear, y tener el control de tus negocios desde tus dispositivos; romperá tus límites geográficos y fragilidad del hombre local.

Te espero en la quinta (y última) disrupción del nuevo hombre emprendedor para unir todos los puntos:

Inicia los experimentos. ¡Hasta pronto!


Comentar

Tu email no se publica. Dame tu gentileza ,)

Clan de hombres

Únete, y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal masculina como un hombre prémium.

"*" señala los campos obligatorios

Paso 1 de 2