Emprendedor buscando a su cliente ideal

Busca al hombre equivalente


Para crear negocios paralelos útiles y alineados contigo, deberás escanearte y buscar al hombre equivalente.

El hombre equivalente es otro modo de llamar a tu cliente ideal, cliente objetivo o tipo que quieres atraer.

Identificar, configurar y buscar clientes rentables y recurrentes, siempre ha sido una de las tareas más desgastantes de los negocios tradicionales.

Desde generar una marca, pasando por el modo de hablarle a tu cliente, hasta darle las soluciones adecuadas, puede volverse un verdadero calvario cuando quieres venderle a todos.

Pasa, que el hombre de negocios tradicional, en su afán de comerciar, intenta usar métodos antiguos de segmentación y metodologías de grandes corporaciones con presupuestos inalcanzables para su negocio.

En lugar de configurar un hombre equivalente a él, para diseñar soluciones a su alrededor.

Al final, este empresario arma un producto monstruo, sin pies ni cabeza, en donde va añadiendo lo que a lo largo de los años, sus clientes, variados y sin un perfil determinado, van demandando de su portafolio.

Y claro, en las grandes marcas funciona, porque diseñan productos masivos a gran escala, en donde la prioridad es generar dinero y no crear soluciones con propósitos valiosos.

Por eso, ves a estas grandes empresas, inventando aportes sociales, impactos ambientales, y mostrando cómo aman a todos para ocultar, que solo les importa tu dinero, y te dirán lo que quieras escuchar, para obtenerlo.

¿Qué ha cambiado en la forma de buscar y atraer clientes?

El nuevo hombre emprendedor tiene una visión menos escalable, si bien puedes encontrar multimillonarios, su eje no es el dinero, sino el impacto que pueden causar con su negocio.

Por esta razón, los ves inventando productos, servicios y soluciones para nichos específicos, se centran en el usuario, en el cliente, en el beneficiario.

Ahora, el cómo puedes aplicar esto a tus emprendimientos y negocios paralelos es un desafío.

Porque tu ego, entorno y ambición, te harán buscar más, en lugar de optimizar lo que ya has construido.

Y como hombres latinos, tenemos esta idea, de que más es mejor, y para diseñar negocios paralelos en línea, debemos resetear y diseñar un hombre equivalente.

El entorno empresarial contemporáneo tiene más jugadores ocultos y hombres inmensamente ricos y desconocidos, de los que nos entretienen en el circo de las redes sociales y medios antiguos.

Así que, configurar y buscar clientes específicos y rentables, será tu meta en esta tercera disrupción de la serie del nuevo hombre emprendedor.

¿Por qué un hombre equivalente te ayudará a emprender mejor?

Configurar, para buscar y atraer un hombre equivalente te facilitará, no solo el proceso de diseñar productos y servicios paralelos, sino que te ayudará a llegar a hombres que valoren lo mismo que tú.

El hombre equivalente puede ser, un tipo con gustos, aficiones y necesidades similares a las que te mueven hoy.

O de acuerdo con mis experiencias, tanto con mis clientes, como configurando los clientes ideales para ellos, es un avatar extraído de un periodo anterior de tu desarrollo personal y profesional.

Por ejemplo, si eres un tipo de cuarenta años, casado con hijos, un estilo de vida cómodo, que le gusta el deporte, específicamente ir al gimnasio y los fines de semana, el ciclismo de montaña.

Haces pesas desde hace unos diez años, y llevas cinco de ciclo montañista aficionado. Entonces, emprender un negocio paralelo en línea sobre estas aficiones sería un camino fácil.

Simplemente, deberías escanearte para escudriñar en tus necesidades de implementos, artilugios e incluso, suplementos alimenticios para facilitar el proceso de otro hombre, que comparte alguna de estas aficiones contigo.

O mejor aún, uno que recién comienza en estos deportes como aficionado. Y así como este ejemplo, llévalo a los entornos profesionales, en cualquiera que sea tu área de experiencia.

¿Qué te hubiera gustado saber, cuando comenzaste?, ¿cómo sería más fácil, rentable y productivo desenvolverse en tu profesión?, ¿qué harías diferente si comenzaras tu negocio hoy?

Cuántos más puntos en común concilies con tu hombre equivalente, más se identificará contigo, tu proyecto y solución, y el género marca una gran diferencia, tal y como en tus relaciones con amigos.

¿Cuáles características convierten al hombre equivalente en tu cliente?

Son varias, y aunque cuando resultan de tu escaneo personal son más fáciles de identificar, necesitarán de una introspección objetiva.

Siguiendo con el ejemplo anterior, digamos que eres un arquitecto, y tienes un estudio de arquitectura desde hace quince años y vives solo en la capital de tu país.

Ahora, para diversificar tus rendimientos, decides crear tres proyectos paralelos que te vuelvan más robusto a lo inesperado.

  • El primero será un servicio en línea (dentro de tu estudio) de diseño de espacios para hombres solteros, según tu experiencia de hombre solitario, son cada vez más los hombres que deciden no casarse ni formar una familia tradicional, y como hombres, valoramos espacios diferentes.
  • El segundo es un servicio de consultoría con un par de cursos para hombres arquitectos con pocos años de experiencia, que quieren aventurarse a lanzar su propio estudio de arquitectura, algo, que según tu vivencia, ha cambiado drásticamente los últimos años.
  • Como seguidor de la F1, has identificado, que tanto en la tienda oficial de la F1 como en Amazon, buscar y comprar elementos conmemorativos de tus corredores favoritos es una experiencia ruin, por lo que decides producir una tienda en línea de alto nivel con los carros miniatura de colección de cada escudería.

¿Qué tienes en común con el hombre equivalente?

Fíjate que aunque (en el ejemplo) eres un arquitecto, en el primer proyecto el hombre equivalente comparte contigo su estilo de vida de soltero o separado.

En el segundo caso, te centras en tu experiencia como arquitecto emprendedor, y en el tercer proyecto paralelo, lanzas algo de una afición que nunca valoraste como una fuente de rendimiento.

Los tres casos comparten características personales y profesionales únicamente tuyas.

Son actividades que te movieron y te impulsan hoy, y que el hombre equivalente valoraría igual o más que tú, y por supuesto, que él estaría dispuesto a pagarlas, sobre todo, a alguien con quien él mismo se identificaría en una conversación entre amigos.

Los hombres de negocios contemporáneos atraen a clientes específicos
Los hombres de negocios contemporáneos atraen a clientes específicos.

¿Cómo buscar a tu hombre equivalente?

En conclusión, usar tus características demográficas, psicográficas y comportamentales para configurar un cliente genial, te dará las ventajas competitivas «y de empatía» de ningún estudio de mercado.

Lo importante es no forzarlas, y menos crearlas de un modo ficticio, porque ni el entusiasmo será el mismo, y menos tu capacidad de conocer a tu cliente para solucionar mejor sus necesidades, básico de cualquier negocio, inclusive, de uno paralelo.

  • Examina los conceptos de los libros: Esto es marketing de Seth Godin, Dar y recibir de Adam Grant, ambos te ayudarán a generar mejores caminos para negocios genuinos.
  • Sea cual sea tu caso profesional, intenta diseñar al menos tres proyectos paralelos basados en tus características masculinas y los ejemplos que te di, previendo que tu hombre equivalente esté dispuesto a pagar por ello.
  • Y por último, sumérgete en mis sagas de Hombre Intencional y Hombre Conectado, te servirán para ponerle propósito a tus proyectos paralelos e identificar la asertividad al emprenderlos.

Buscar en ti las características claves de tu hombre equivalente te dará el poder de atraer clientes valiosos a tus proyectos. Te espero en la cuarta disrupción del nuevo hombre emprendedor:

Crea tu cuartel masculino. ¡Hasta pronto!


Comentar

Tu email no se publica. Dame tu gentileza ,)

Clan de hombres

Únete, y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal masculina como un hombre prémium.

"*" señala los campos obligatorios

Paso 1 de 2