¡Presume menos y ayuda más!

¡Presume menos y ayuda más!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Presume menos y ayuda más!
/

Crea en lo oscuro para compartir en lo claro ¡Presume menos y ayuda más!

Ayudar a otros es tal vez el motivo principal de la existencia de cualquier producto y servicio, así luego esto se haya desfigurado por el interés en tu atención y dinero.

Aunque de unos años para acá «y más en los pequeños negocios» la estrategia está volviendo a los orígenes.

Es decir, la prioridad no es crecer solo porque eso te hará ver como un hombre exitoso, al contrario, el reto es mantenerte pequeño, eficiente y rentable para lograr una vida simple con más libertad que preocupaciones.

Causando que ya no te puedas esconder detrás de una marca comercial: volviendo a tu marca personal uno de los protagonistas en toda la historia.

Entonces, sí o si debes ensuciarte las manos en la oscuridad para convertirte en un hombre creador de productos, servicios, soluciones, formaciones, todo lo que pueda ayudar a tu cliente genial.

Y es esta persona con cara, nombre y un comportamiento particular el otro protagonista de tu estrategia de marca, ser irreal no funciona, porque mantener una fachada ficticia es caro e ineficiente, además no genera conexión y confianza.

El secreto no está en un talento oculto que nadie más tenga, el quid es saber interceptar, conectar y ayudar con tu distintivo a esa persona que te sigue.

Hay muchas formas de aportar, aquí te comparto algunas ideas para orientar en «cómo hacer lo que sabes» o ejecutar «lo que tu cliente no quiere hacer»

2 maneras de ayudar a los demás con tu marca personal

  1. Gestionar
  2. Encaminar

Gestionar

Habrá a quienes les interese tu actividad, sin embargo, no estén interesados en aprender cómo hacerlo porque quieren que tú te encargues.

Aquí nacen los servicios de gestionamiento, que no son más que ejecutar las tareas que tu cliente necesita, pueden ser diseño, investigación, marketing, redacción, todo lo que te responsabilice de la acción.

Estos servicios son los más costosos y rentables, sin embargo, con menor crecimiento porque tu tiempo es limitado como solopreneur; no querrás coordinar un gran equipo, ¿verdad?

Por eso yo veo estos servicios como imprescindibles en tu marca personal de manera «controlada».

Encaminar

Con la experiencia que te da la gestión directa de tus servicios, vienen los interesados en tu actividad que no la pueden pagar o solo les interesa saber «cómo lo haces».

En esta modalidad se desprenden las soluciones de consulting, mentoring y training incluso, cuando conoces las necesidades de tu cliente, puedes preconfigurar productos formativos que no requieran tu interacción en directo.

Para volverte un experto en encaminar, según mi punto de vista, debes ser ya un experto en gestionar, de lo contrario, este entregable no tendría mucho sentido en tu portafolio, porque, ¿cómo ayudar en algo que nunca has hecho?

¿Qué puedes hacer ya?

  1. Deja de presumir y centra tu marca personal en tu cliente y sus necesidades, investigando a profundidad cómo lo puedes ayudar desde tu expertise.
  2. Crea un servicio limitado uno a uno —ojalá telepresencial— en donde te encargues de ejecutar las tareas, esto te dará una experiencia única
  3. Y por último, configura dos servicios de ayuda (uno síncrono y otro asíncrono) en donde tu cliente sea quien accione para probar diferentes maneras visibles de aportar.

No se te olvide:

Crea en lo oscuro para compartir en lo claro ¡Presume menos y ayuda más!

RENZO D’ANGELO

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2