Marketing; el imán de un hombre

Marketing; el imán de un hombre

Hombre﹢
Hombre﹢
Marketing; el imán de un hombre
/

Divulgar tu marca como un hombre inteligente atraerá a tus esperados clientes deseados.

Me gusta decir, que el marketing es el sex-appeal de la marca personal, porque lo veo como un encanto innato, que debe volverte irresistible para tu cliente, o por lo menos así debería ser un marketing efectivo.

Algo agradable, natural y orgánico «No intrusivo»; debe ayudarte a impresionar, cautivar y conquistar a tu cliente deseado.

Y para lograrlo, primero debes volverte experto en tu branding personal, porque el marketing por sí mismo, solo te dará visibilidad. Recuerda que todo tiene un orden lógico.

Necesitas del branding antes que del marketing así como del marketing antes que del selling; porque el branding es lo que eres, el marketing lo que difundes y el selling cómo lo vendes.

El marketing es una disciplina que requiere técnicas, tácticas, estrategias y que conozcas muy bien a tu cliente objetivo.

También que tengas en cuenta: Su diferencia, cuando es para un pequeño negocio, para un entregable prémium si es offline, online y sobre todo si es para el mensaje de una marca personal.

Te digo esto porque si hay algo, que seguro, tanto tú como yo, actualmente odiamos; es la publicidad intrusiva, proveniente de un marketing mediocre ya pasado de moda.

Que si te actualizas un poco sabrás, que ya tu cliente no se mueve con este tipo de estrategias tradicionales (por llamarlas de algún modo).

Ahora, y te digo ahora porque puede que mañana sea algo completamente diferente.

En este momento, para ganar atención y atraer; debes educar, ayudar, dar valor, mostrar tus conocimientos y capacidades para que sea tu cliente quien te valore y tome la iniciativa.

El marketing es fascinante, evoluciona a una velocidad quizá, como pocas otras disciplinas, y lo mejor, es que vive, crece y se reproduce en función de tu cliente.

Entonces, indiferentemente de cómo hagas marketing hoy, debes volverte un hombre experto en atraer. Y eso, no lo puedes delegar. Si estás listo, comencemos.

Reduce tu espectro, exalta verdades ¡Duplica las oportunidades!

Lo primero, 3 errores que debes evitar, son muy sencillos

  1. Promocionarte como hace 5 o 10 años, actualízate constantemente, no tiene sentido quemar tu mensaje y luego darte cuenta que había una mejor forma de divulgarlo.
  2. No tener una estrategia de branding previa, cualquier consultor de marketing primero deberá revisar si tu branding cumple y comunica lo que deseas divulgar, si no hay coherencia, deberás retroceder para que tu mensaje sea eficiente.
  3. Creer erradamente que un entregable prémium no necesita mercadeo. Al contrario, cuanto más selecto sea tu producto y servicio; mejores serán las estrategias que deberás aplicarle.

Hasta un simple «voz a voz» debe tener una buena estrategia detrás.

Ahora si, eliminados los prejuicios y partiendo de que tienes un entregable genial, tener claros los siguientes elementos te permitirá simplificar tu mercadotecnia.

3 elementos para simplificar tu marketing

  1. Cuál
  2. Quién
  3. Dónde

Cuál

Puede sonarte hasta tonto, pero tienes claro cuál es tu:

  • Mensaje
  • Solución
  • Diferencial

Tu branding estratégico, te dará las respuestas a estas preguntas, no tu marketing. La claridad que tengas sobre esto será determinante en la promoción y el presupuesto de tu mensaje.

Dicho de otra manera, cuanto más generalista seas con tu mensaje, solución y diferencial; ¡más dinero deberás invertir!, y correrás el riesgo que todos y nadie se identifiquen.

Quién

Ese mensaje, solución y diferencial ¿Para quién es?, ¿tienes un cliente objetivo detallado y todo el mensaje que propagas es para él?

Tu mensaje comercial es tan importante como el entregable mismo y a estas alturas del partido, ya sabes que sin un buyer persona bien definido estarás a la deriva y probablemente llenándote de clientes indeseados. Y lo peor; botando tu dinero.

No tengas miedo de hablarle únicamente a una persona, si es la persona adecuada, valorará todo lo que digas. Hablar a un montón de gente siempre será ineficiente.

Experiméntalo tú como cliente, ¿cómo prefieres que te hablen?

Dónde

Si te centras en lo básico de una marca personal prémium; vas dirigido a un nicho específico y no deseado por una gran corporación: ¿Sabes en dónde está ese nicho?

Saber en que escenario se mueve tu cliente deseado te ahorrará tiempo y mucho dinero, estar en sitios que solo alimenten tu ego no es una buena estrategia.

No olvides que esto es sobre tu cliente, no sobre ti.

Para un pequeño negocio siempre será más eficiente el marketing online por ejemplo, porque podrás medir prácticamente todo y siempre tendrás el control de tu inversión.

Si revisando «el cuál», «el quién» y «el dónde»

Te sientes inseguro o que no lo tienes muy claro el objetivo de lo que promocionarás: arréglalo antes de invertir 1 dólar en divulgar tu mensaje, pues ya sabes anticipadamente que ese dinero se irá como humo.

Esperar resultados efectivos sin un objetivo claro será técnicamente un milagro. Una cosa es, ser un hombre real y auténtico y otra muy diferente es tener una marca artesanal.

Entonces, organiza la casa antes de cualquier cosa, revisa en detalle la saga de branding estratégico y esta misma de branding personal.

No tienes pretexto, teniendo acceso a esta información gratuita y disponible para consumir a tu propio ritmo. Por último, no puedo terminar este episodio sin hablarte de atraer.

Marketing para atraer o de atracción

Con todo lo que te acabo de decir y reflexionando sobre tu comercialización actual, pregúntate:

  • ¿Buscas a tus clientes o ellos te encuentran?
  • ¿Vendes o te compran?
  • ¿Irrumpes o educas?
  • ¿Ayudas o solo exiges que te compren?
  • ¿Confían en ti o debes convencerlos?

Las respuestas a estas preguntas, te revelarán si tu modo de comercialización actual realmente te ayuda o no en tu proceso comercial. Y sobre todo si aporta a tu libertad como hombre de negocios.

La esencia de un marketing eficiente es ayudarte en la tarea de llevar tu mensaje a las personas indicadas sin olvidar alejar a las no deseadas, ¿lo recuerdas?

Bueno, aunque ahora lo veas complejo, es algo que con tiempo, dedicación y un poco de ayuda, puedes hacer muy bien sin gran infraestructura.

Los tiempos en dónde hostigabas a tus clientes telefónicamente, con publicidad invasiva o con miles de correos “NO deseados” vendiendo cosas no solicitadas, ya son ineficientes.

Y los tiempos en que un pequeño negocio invertía en publicidad tradicional nunca existieron.

Sé que me podrás decir:

Renzo, aún recibo esos correos de otras personas y aún me llaman para venderme basura.

Probablemente, pero esas personas no venden un producto y servicio de alto nivel, no son un hombre de negocios como tú.

Ni tienen la mínima idea de cómo se maneja una marca prémium auténtica y eficiente actualmente:

Ellos están literalmente pidiendo limosna y lo muestran: En cada correo, en cada publicación y en cada red social con un comprame, comprame, compra… no tengo nada de valor que ofrecerte, no me importa si me conoces o si me necesitas.

Solo quiero que me compres, esto ya está caduco. Espero hacerme entender.

¿Qué debes hacer? para no verte en esa situación:

Comienza por transformar cada una de tus acciones tradicionales, si las tienes, por marketing de atracción:

  • Trabaja tu sex-appeal en los negocios
  • Educa para que te compren
  • Vuelve tu entregable irresistible
  • Propaga tu mensaje en dónde esté tu cliente

La atracción, es la respuesta actual a lo que buscas tú mismo como consumidor.

¿Prefieres buscar, descubrir, informarte y comprar o que te vendan algo que simplemente no necesitas?

Por ahí va esta historia, en cualquier caso lo importante es ¿Qué preferirá tu cliente?

Conclusión

Marketing, es tu shot número 9 como hombre de negocios: Si bien divulgar tu mensaje eficientemente requerirá de mucho ensayo y error, dependiendo de tu persona objetivo, marca y mensaje mismo.

Para iniciar o mejorar; convertirte en un estratega te ayudará a eliminar el marketing improvisado en donde simplemente gritas para ver si cualquiera te oye.

Organiza el centro de operaciones como un hombre de negocios y evalúa los aspectos que te dije en el episodio:

  1. Evita los 3 errores comunes: Usar tácticas desactualizadas, hacer promoción de tu mensaje sin haber estructurado primero tu branding o pensar que un entregable de calidad superior no necesita promoción.
  2. Te claro:
    • Cuál es tu mensaje, solución y diferencial
    • Quién será el receptor para ese mensaje, solución y diferencial
    • Dónde se encuentra y en que escenario de «nicho seleccionado» se mueve este cliente objetivo.
  3. Usa el marketing para atraer:
    • Haz que tus clientes te descubran y te encuentren, así evitarás perseguirlos.
    • Edúcalos en lo que sea tu expertise, conociendo tu nivel, ellos tomarán la iniciativa.
    • Haz que confíen en ti, eso te evitará convencer a forasteros que quizá no valoren tu solución.

Utiliza toda tu artillería para impresionar, cautivar y conquistar. Y prepárate para: Ventas.

¡Hasta la próxima!


4 respuestas a “Marketing; el imán de un hombre”

  1. Buenas noches Renzo. Muy importantes tus temas, es más ¡relevantisimos! No quisiera perderme ninguno.

    Muchas veces estoy ocupado en mis propias broncas. Pero cuando consigo tiempo, leo mucho las notas que abordas. Algunas ya las he puesto en práctica. Otras te he entendido poco, será porque les doy solo una vistadita y prosigo. Pero de aquí en adelante apartaré tiempo para nutrirme de tus excelentes artículos.

    Enhorabuena, ¡Gracias por todo!

    • Hey Silvio, me alegra saber que sigues allí, el pódcast puede serte de gran ayuda cuando hagas otras cosas, en la sección canal de app, siempre contarás con todos los episodios para escucharlos en orden y así no te perderás =)

      Gracias a ti por tu mensaje, y seguimos conectados como siempre, un abrazo.

Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2