¿Eres un hombre productivo?

¿Eres un hombre productivo?

Estar ocupado no supone ser eficiente, así como estar «desconectado» no implica que tu mente lo esté.


Y en este dilema te desperdicias; apagando fuegos, picando aquí, interrupciones allá, y terminas el día sintiéndote como un hombre ineficiente.

La razón es simple: no eres dueño de tu tiempo, y nada cambiará si en vez de invertirlo en ti se lo estás regalando a los zombis de allá afuera.

Si no tienes un propósito en el que canalizar estratégicamente tu energía mental, nunca podrás disfrutar con quien quieras.

Desconectar tus dispositivos e irte a una selva no es la solución, porque tu mente estará en otro lado; el quid está en retomar el control de tu productividad.

Quítale el mando a las redes, mensajerías, llamadas, y reviértelo en disponer lo que haces, cuándo lo haces y para quién lo haces, eso es ser productivo.

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2