Estilo; el carisma de un hombre

Estilo; el carisma de un hombre

Hombre﹢
Hombre﹢
Estilo; el carisma de un hombre
/

Tu personalidad de hombre distinguido se traslada a las soluciones que ofrezcas a tus clientes.

El estilo, aunque lo puedas asociar únicamente a tu forma de vestir, es algo que va mucho más allá; es un tema más de fondo que de forma.

Un hombre sin estilo es como un águila sin garras, el símil está, en que de nada le servirá al águila su potente visión; sin poder cazar, sería un ave más.

Así puede pasarte; si no tienes un estilo que represente tu mejor versión. Aquí tus garras estarían representadas en la atracción que tu estilo pueda generar como hombre de negocios.

Si eres un hombre carismático, luchador, perseverante, positivo y creas, promocionas o vendes un entregable prémium, pues así mismo debe ser tu estilo; ¡superior!

Que no deje duda sobre lo que vendes, porque recuerda que tu cliente trasladará atributos de lo que tú reflejes a lo que sea que estés vendiendo.

Y allí tendrías una ventaja, si la sabes aprovechar, aportará a la confianza de este cliente interesado en tu mensaje.

El estilo que te identifique es tan relevante en tu proceso comercial (vendiendo un entregable prémium) que puede volverte lento e ineficiente en las ventas.

Que en última, sin las ventas, no conseguirás ni las mejores oportunidades, ni simplificarte la vida, ni ser un hombre auténtico, ni nada.

Si todo lo que haces con el personal branding no impacta directamente tu eficiencia en las ventas, estás perdiendo el tiempo.

Porque igual que el branding estratégico, el branding personal te servirá para venderte mejor, vendiéndote prémium. Si estás listo, comencemos.

Si tu ropa dice otra cosa, mejor cierra la boca ¡No seas un charlatán!

Y sé que tu primera pregunta será, Renzo, ¿El estilo se crea o se identifica? —Esa duda común, la resuelves con las respuestas a estas 3 preguntas.

3 preguntas para definir tu estilo

  1. ¿Cómo te ves?
  2. ¿Cómo te expresas?
  3. ¿Cómo te comportas?

¿Cómo te ves?

Con esta pregunta me refiero a tu outfit, es decir, a tu apariencia exterior como tal, aquí entra el cómo te vistes, cuáles accesorios usas, como reloj, zapatos.

y también con igual o más importancia, cuáles accesorios tecnológicos te acompañan en una cita comercial, si es que vendes físicamente. Y si es así; hasta el olor formará parte de tu estilo.

Y aunque pudieran parecerte cosas sin importancia, cuando vendes algo de alto nivel, tu cliente te detallará como al 200 % y cualquier incoherencia, romperá la cadena de coherencia.

Si el cómo te ves ahora es un desastre, o no te sientes conforme, puede deberse a falta de asesoría o mala orientación, en muchos casos hasta de tu pareja, y creo que forma parte de muchos códigos culturales.

Que tu pareja te ayude a vestirte, es terrible y luego sales a la calle como disfrazado, porque probablemente te vistió como a su papá o su amor platónico de la TV.

Y seguro que no cuadra al 100 % contigo, entonces, si este sea tu caso, ¿cómo mejorar tu apariencia?

– Muy sencillo; lo primero es que tengas en cuenta, que mejorar tu apariencia no es simplemente cambiar el ropero.

Incluso, cambiar tu estilo, incluido el cómo te ves, te puede tomar de uno a dos años.

Aunque no es de un día para otro, puedes iniciar ahora e ir evolucionando por fases, te será más fácil.

Para subir de nivel en «cómo te ves», haz lo siguiente.

Identifica

Patrones y códigos culturales, no para copiarlos, sino para superarlos, aquí la magia estará, en que puedas identificar en siguiente nivel de tu estilo dentro de tu propio contexto.

Entre estar a la moda y hacer el ridículo hay una línea muy delgada, busca siempre el borde de tu estilo.

Crea

Tu propia guía de estilo, es muy fácil y gratis, lo haces en Pinterest, yo tengo una y la actualizo todas las semanas, aquí te la dejo enlazada.

No para que te vistas así, sino para que mires cómo se hace. La cuestión es que crees tu propia guía de inspiración antes de comenzar la evolución. Ya cuando identifiques y puedas crear una guía de estilo, pregúntate:

  • ¿Causo un impacto positivo?
  • ¿Atraigo a mi cliente ideal?
  • ¿Genero confianza?
  • ¿Mi apariencia es coherente con lo que vendo?

Las respuestas a estas preguntas son fundamentales si quieres que tu marca personal te facilite el proceso comercial y te simplifique todo al final.

¿Cómo te expresas?

La forma de expresarte es un validador para tu cliente sobre tu apariencia, aquí es muy importante que cómo hables, tu acento, dicción y sobre todo el vocabulario que tengas coincida con tu estilo y con el entregable que estés vendiendo.

De nada te servirá tener la mejor apariencia como hombre de negocios, si te expresas como vendedor de plaza de mercado cuando estás vendiendo un producto y servicio prémium.

Y cuidado, no estoy diciendo que uno sea más que el otro, el mensaje es sobre la coherencia en el proceso comercial.

Otro factor, quizá más importante.

Es la seguridad con la que te expresas

Puedes tener una expresión coherente, pero necesitarás de una seguridad potente para comunicar un mensaje convincente.

La seguridad incluye, tu lenguaje verbal y no verbal. En este aspecto, vuelve y pregúntate:

  • ¿Causo un impacto positivo?
  • ¿Atraigo a mi cliente ideal?
  • ¿Genero confianza?
  • ¿Mi expresión es coherente con lo que vendo?

Vuelve y juega —Si las respuestas son un desastre, no te preocupes, todo lo puedes mejorar, lo importante es que tu esencia quede en todo el proceso.

Puedes buscar ayuda en dicción para que tus receptores te entiendan más, trabajar la expresión corporal con formación en cómo hablar en público.

Las opciones para volverte un hombre de negocios más seguro son infinitas.

la cuestión es, qué estás dispuesto hacer para evolucionar tu estilo y conseguir mejores oportunidades simplificando el mensaje que promueves.

Y por último…

¿Cómo te comportas?

Cuando buscas un estilo asertivo como hombre de negocios, tu comportamiento es el segundo validador para tu cliente.

Y cuando te hablo de comportamiento, incluyo entornos offline y online.

Si hoy quieres construir una marca personal de alto nivel, deberás aprovechar al máximo los entornos online.

Además, porque te permiten llegar a una audiencia infinitamente mejor segmentada que los entornos físicos.

En la marca personal

Igual aplica para una marca comercial; tu comportamiento y el de tu equipo, si lo tienes, es fundamental para la credibilidad ante tu cliente.

Y aunque los entornos sociales serán los protagonistas de otra saga, aquí me quiero centrar en lo que dices, sigues y compartes en las redes.

El primer error que debes evitar a toda costa, es comportarte como un resentido o desadaptado.

Aunque te parezca común que las redes se hayan convertido en un depositario de las quejas y resentimientos que las personas no pueden expresar en su vida real.

No caigas en ese juego, aprovecha estos entornos para generar valor, aportar algo que les sirva a los demás, sobre todo a tu cliente genial.

LA importancia de tus redes sociales

Imagina que tienes una cita de negocios hoy, puede ser para vender tu entregable o incluso para conseguir un mejor trabajo si eres empleado.

Y la persona con la que tendrás esta importante reunión (Puede ser en línea) no necesariamente física.

Revisa, minutos antes; tus perfiles sociales y ve lo que dices, sigues y compartes.

Te pregunto; esta persona

¿Se hará una imagen de ti acorde al estilo que quieres proyectar y al entregable que le presentarás?

Si es así, vas por buen camino, de lo contrario, necesitas cambiar tu comportamiento en estos entornos.

No es simplemente poner los perfiles privados, eso generará más desconfianza.

Tu cliente necesita validar tu comportamiento, y los entornos sociales son ideales para eso. Aprovéchalos para mostrarte auténtico y en tu mejor versión.

Entorno físico

Evalúa cuáles lugares y amistades realmente te aportan valor, si te mueves en escenarios afines a tu ADN te irá mejor y te acercará a tu cliente deseado.

Si te quieres casar con una persona de Canadá, vete a vivir a Canadá. Aumentarán las probabilidades, ¿o no?

Entorno digital

Revisa no solo tu presencia en cada red o el perfil como tal, sino tu comportamiento, si es un desastre; borra todo el timeline e incluso la cuenta si es necesario y comienza de nuevo con tu mejor versión.

Y cuando vuelvas a empezar, pregúntate ¿Esto que compartiré, diré o seguiré me aportará algún valor?

Tener una marca personal prémium no te impide expresarte, pero tú crees que las quejas políticas, resentimientos sociales, mensajes de odio y vulgaridades; le aportarán valor a tu estilo, ¿verdad que no?

Conclusión

Estilo es tu shot número 6 como hombre de negocios: Muestra tu carisma y sobre un estilo que realmente represente lo mejor que tienes para ofrecer como hombre de negocios:

  1. ¿Cómo te ves?: Evoluciona tu apariencia identificando patrones culturales y creando tu propia guía de estilo para inspirarte y transformarte.
  2. ¿Cómo te expresas?: Trabaja con o sin ayuda en tu lenguaje verbal y no verbal para comunicar un mensaje que te ayude a vender lo que sea que estés vendiendo.
  3. ¿Cómo te comportas?: Cuida tu comportamiento tanto en los entornos físicos como digitales, para facilitarle a tu cliente una validación de todo tu carisma como hombre de negocios

¡Enriquece tu estilo ahora! Y prepárate para: Herramientas.

¡Hasta la próxima!


4 respuestas a “Estilo; el carisma de un hombre”

  1. Saludos Renzo.

    Estuve revisando tu web y tus artículos y de verdad me sorprende mucho lo que haces y la pasión que se nota tienes por tu Oficio.

    Ya soy tu nuevo suscriptor y espero seguir aprendiéndote mucho.

    Te quería compartir mi web personal, ¿qué opinas de ella? Gracias.

Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2