Marca; el centro de un hombre

Marca; el centro de un hombre

Hombre﹢
Hombre﹢
Marca; el centro de un hombre
/

Proyectar tu esfuerzo comercial hacia mejores clientes te orientará como un hombre más estratégico.

Definir el tipo de marca, es una decisión compleja y dispendiosa a la hora de hacer negocios si quieres ver a la marca personal como algo independiente de tus actividades comerciales y profesionales.

Y aunque puedes pensar, que definir el tipo de marca es simplemente decidirte entre marca personal y corporativa.

Es un poco más complejo, aunque al finalizar este episodio seguro que lo tendrás más claro.

Una cosa es tu marca personal, que no es opcional, es decir, así tengas una marca corporativa, comercial, de negocios o incluso representes a una marca existente (Que no sea tuya)

Eres empleado o tienes una franquicia, tu marca personal estará allí contigo, hagas o no hagas estrategias para profesionalizarla.

Es por eso, que cuando tienes una marca comercial, tu branding tiene 2 vertientes por llamarlo así, todo lo relacionado con:

  1. Marca comercial (corporativa o de negocios) – que es la misma
  2. Marca personal

Indiferentemente que no vendas servicios propiamente con tu marca personal, esta siempre será el soporte de tu marca comercial. Y te diré porqué.

En un pequeño negocio y cuando te hablo de un entregable prémium, todo debe ser de alto nivel, de lo contrario la incoherencia le restará credibilidad a lo que vendas.

Por eso es importante tu marca personal en cualquier proceso comercial, porque aportará o restará a la credibilidad de lo que estés vendiendo.

Lo que quita la informalidad, le suma a tu seguridad ¡Sé un hombre real!

Entonces, antes de definir la marca revisa estos elementos.

4 elementos para definir tu tipo de marca

  1. Marca vs. Negocio
  2. Marca personal vs. Comercial
  3. Rentabilización
  4. Inversión

Marca vs. Negocio

El primer error que debes evitar, es pensar que una marca es igual que un negocio o empresa. Hay miles de negocios y empresas en el mercado que no tienen idea de lo que es una marca.

Y esto ocurre por la ignorancia de sus propietarios que creen erradamente que una marca es para un gran negocio o una gran corporación.

Todo lo contrario, cuanto más pequeño y selecto sea tu negocio más debes construir una marca, de lo contrario no sabrás ni cómo comunicarte con tu cliente deseado.

Esta falla la veo a diario en supuestas marcas que tienen en sus nombres las siglas de sus registros sociales como (S.A., Ltda., S.C., C.A., INC., LLC)

Cuando un nombre tiene esto, quiere decir, que su líder dedica todos los esfuerzos a una supuesta empresa que no tendrá más valor que sus activos tangibles.

Una marca vale por los intangibles que representa y es allí en donde debe estar tu foco, este intangible es el que mañana podrás incluso vender sin entregar un solo mueble. En una marca comercial por supuesto.

El segundo elemento que debes tener claro es:

Marca personal vs. Comercial

Los tipos de marca pueden llegar a ser varios, aunque en esencia todo se resume en 2 tipos:

  1. Marca personal
  2. No personal: Corporativa, comercial, de negocios, empresarial o de producto, como le quieras llamar

Yo me identifico más con el término marca comercial o corporativa.

Marca personal

Ya lo sabes, eres tú como hombre de negocios, y también eres tú como persona, humano, amigo, esposo, padre, hijo, emprendedor, empresario, solopreneur, profesional.

Tu marca personal está en cualquiera que sea tu papel, y es tan importante como el mensaje que quieras dar.

Cuando te desenvuelves en un ambiente comercial, míralo en detalle, la mayoría de los clientes te compran a ti por ser quien eres.

Y esto es más común en un pequeño negocio, las personas nos conectamos más con las personas que con una marca comercial.

Quiere decir, que así tengas una marca comercial, tu marca personal puede ser la que esté impulsando los negocios y no tu marca corporativa.

Si tienes una marca comercial, de lo contrario, más aún tu marca personal es la pauta de todo.

La marca personal es tan poderosa, que fíjate, hasta en las grandes corporaciones cada vez sus líderes son más visibles, y no solo con respecto a saber quienes son:

Puedes conocer las opiniones de muchos de ellos y hasta sus vidas personales.

Esto ocurre porque esta exposición intencional hace que te conectes más con las marcas que ellos representan.

Para el caso de la

Marca comercial o corporativa

La marca comercial, si bien debe tener tu ADN como te lo he dicho en otros episodios, es algo que tú inventaste, y por tal razón, es más fácil de controlar, modificar y ajustar a un cliente objetivo.

Esa misma ventaja que tiene la marca comercial, se convierte en una debilidad si no hay marcas personales que la soporten.

Hoy en día, ¿confías en una empresa igual que en una persona?, te pregunto, ¿confiarías en un small business que apareció de la nada y sin saber quien está detrás, ¿verdad que no?

Entonces yo sé que puedes preguntarme

Renzo para qué tengo una marca comercial si no voy a generar confianza al final.

Claro que si vas a poder generar confianza, sino que será más cuidadoso el proceso de branding para lograrlo, lo que te puede llevar a ser ineficiente si no es necesaria una marca comercial.

Además, una marca comercial es ideal para todos los productos y servicios en dónde tengas que hablar de nosotros.

Bien sea, porque el core business del negocio deben ejecutarlo varias personas o porque quieres hacer un negocio escalable a tal punto que no se asocie únicamente contigo sino con más personas que respalden esa actividad comercial.

En otras palabras, cuando hay personas adicionales a ti aportando valor a lo que sea que vendas, te funcionará mejor una marca comercial.

Otro caso, es cuando comercializas productos tangibles, allí también es mejor una marca comercial, no le vas a poner tu nombre y apellido a un alimento para perros, a menos que seas un entrenador famoso que le dé valor realmente al producto.

Ahora, si tú como hombre de negocios manejas el core business del negocio y prestas un servicio profesional, seguro que serás más eficiente si lo haces con tu marca personal.

Te muestro los aspectos restantes para aclararte el panorama.

Rentabilización

O el monetizar la marca como también es conocido, puede ser la respuesta a la pregunta común ¿Manejo mis negocios con marca personal o comercial?

Esta pregunta la puedes responder con otra, ¿cómo será más fácil rentabilizar?

Que al final en cualquiera que sea tu caso, necesitarás monetizar la marca en algún momento, porque no vas a vivir del aire.

Responderte estas preguntas también te puede ayudar:

  • ¿Vendes un producto tangible?
  • ¿Prestas un servicio en dónde tú eres el que aporta el valor?
  • ¿O simplemente intermedias o gestionas las actividades propias del negocio?

Fíjate en las respuestas a estas preguntas, allí puedes tener una luz sobre que tipo de marca te conviene más.

Ahora, en este punto sé que puedes pensar, que es más rentable hacer todo con tu marca personal. No necesariamente, porque en muchos casos, y eso también dependerá de tu visión como hombre de negocios; la marca personal te puede limitar.

Por ejemplo:

  • Conseguir socios e inversiones con una marca personal es más complejo
  • Vender una marca personal o la actividad que haces con ella también es complicado
  • Escalar esa actividad que hagas, a largo plazo, también puede necesitar un cambio de modelo de negocio

Entonces, ¿cuál de los dos tipos de marcas mejor?

—Eso dependerá de tu caso particular. Lo que si debes tener en mente, todo el tiempo, es que así hagas una rentabilización directa, que sería atrayendo y vendiendo con la misma marca o:

Una indirecta que sería atrayendo los clientes con tu marca personal y vendiendo con la comercial, siempre deberás profesionalizar tu marca personal para ser más eficiente.

De eso no te puedes librar, y el último elemento.

Inversión

La inversión, es uno de los elementos del tipo de marca más obvio, posicionar una marca gratis es imposible, porque el tiempo que dediques a ella, debes sumarlo a la cuenta.

Entonces, como la inversión tienes que multiplicarla por la cantidad de marcas que debas posicionar, no será eficiente, tener dos marcas si puedes tener una solamente.

Para el caso de los servicios profesionales, evalúa bien si definitivamente necesitas una marca comercial.

Y para el caso de comercialización, fabricación o intermediación te puede funcionar mejor una marca comercial, teniendo en cuenta que igual debes prestar atención a tu marca personal.

Sin que ello te represente una gran inversión, recuerda, cuantas más marcas; mayor será la inversión.

Conclusión

Tipo de marca es tu shot número 4 como businessman para elegir un tipo de marca eficientemente evalúa quién aportará más valor en la ecuación, cómo podrás conectar mejor con tu audiencia y con tu inventario, autoevaluación y cliente ideal definidos:

  • Posiciona tu marca, mas no el negocio
  • Así tengas una marca comercial, fortalece tu marca personal para facilitar la confianza
  • Y por último, mira la rentabilización e inversión como elementos indicadores del camino más eficiente

¡Identifica tu tipo de marca ahora! Y prepárate para: Entregable.

¡Hasta la próxima!


2 respuestas a “Marca; el centro de un hombre”

  1. Renzo, excelente aporte. Yo tengo una marca corporativa, pero quiero lanzar «adicional» mi marca personal profesionalmente.

    Mi pregunta es: ¿Tengo que atraer con mi marca personal y vender con mi marca corporativa necesariamente? o ¿puedo tener unos servicios en mi marca personal y otros con mi marca corporativa y en ambas vender? Espero hacerme entender, gracias de antemano por tu recomendación.

    • Gracias Carlos, por tu comentario. Puedes manejar tantas marcas como quieras, solo que cuantas más marcas, más inversión de tiempo y dinero. Si en cada marca venderás un producto y/o servicio diferente y no son compatibles lo mejor es venderlos como planteas (Vender en ambas). Ahora si son servicios que de una manera u otra los puedes unificar en una sola marca sería más eficiente. Saludos.

Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2