¡Resucita tu ingenio!

¡Resucita tu ingenio!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Resucita tu ingenio!
/

Reactiva lo esencial y deshecha el resto ¡Resucita tu ingenio!

Así como te vuelves ajado y lento cuando dejas de ejercitarte, ocurre con tu creatividad y productividad.

Si no te mueves y aprendes nuevas estrategias que te hagan un hombre más simple y eficiente, cuando menos te des cuenta estarás en el club de los jurásicos criticando las innovaciones que salen por ignorancia.

Siempre me escuchas hablar de la pereza mental porque creo que si dejas de experimentar es por no incomodarte, y en la comodidad no fluyen tus mejores ideas.

Es más, no hablemos de crear algo novedoso, solamente piensa en cómo salirte de tu caos, de tu falta de tiempo, cómo ponerle un poco de atención a todos esos proyectos que dejaste en el cajón, porque «algún día» los harías.

¿Complejo?, quizá los querías cuando tenías treinta años y ahora sobre los cuarenta (la mitad del camino) te parece que es muy tarde para retomarlos, ¿o no?

Bueno, déjame decirte, que si no estás trabajando en proyectos alineados con tu identidad personal, y tus sueños se quedaron en ese cajón, estás muerto literalmente.

Porque recuerda que progresar te mantiene vivo, y vivir es crear, es riesgo, es incomodidad, es retarte con ciclos de inestabilidad y desequilibrio.

Dejas de conseguir logros porque dejas de intentarlo, no porque estés viejo, sino por la pereza de la que te hablo, entonces, revive tu chispa con estos:

3 movimientos para volver a crear con tu marca personal

  1. Registra
  2. Clasifica
  3. Despide

Registra

Parece obvio, sin embargo, muchas veces estos proyectos y sueños personales los descuidas porque no los tienes a la vista.

Es decir, no hay un registro formal de ellos, solo te acuerdas cuando tienes unas cervezas encima y al día siguiente se van con la resaca.

Entonces, abre las notas de tu iPhone o MacBook, y anota lo que dejaste a mitad; antes de casarte, de los hijos, de mudarte, qué sé yo. El punto es registrarlo todo.

Clasifica

Otra razón por la que se te quedan ideas en la gaveta, es por falta de un plan y pasos claros para accionar.

En esta clasificación separa las ideas y proyectos por tiempos y escenarios, por ejemplo, personales, profesionales, familiares, y cada categoría con 1 y 3 años.

Ahora piensa, qué pasaría si quitas veneno distractor de tu vida, ¿cuántas horas al día recuperarías para dedicar a estos proyectos?

Despide

Esta es la parte más difícil y aunque creas que es una tontería, es la que te pondrá los pies en la tierra.

Imagina que ya ejecutaste esos proyectos, ¿cómo se ven los resultados en tu mente?, ¿te llenan igual que cuando soñabas con ellos?

Los que no te muevan, despídelos de tu vida, y asume que no los llevarás a cavo, no por ineficiente, sino porque así lo decidiste en este momento.

¿Qué puedes hacer ya?

  1. Crea tu nota digital con tus proyectos «en segundo plano» y revísala mínimo una vez al mes, verás que cuando lo haces focal lo haces causal
  2. Devuélvele la vida únicamente a los proyectos esenciales para tu desarrollo personal, profesional y progreso actual
  3. Y por último, mantente simple, elimina lo que ahora no tiene significado; despidiéndolo de tu vida darás cabida a nuevas y mejores ideas.

No se te olvide:

Reactiva lo esencial y deshecha el resto ¡Resucita tu ingenio!

Renzo D’Angelo

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2