¡Eres el mismo pendejo!

¡Eres el mismo pendejo!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Eres el mismo pendejo!
/

Si no te avergüenza tu pasado ¡Eres el mismo pendejo!

Y así como digo pendejo digo; cobarde, mediocre, perezoso, en fin, un hombre común.

Aunque chocante, me parece una frase oportuna para iniciar esta nueva temporada del pódcast, porque la esencia de ser un hombre mejor está en avanzar, evolucionar y progresar.

Y como siempre te lo digo, esto no implica tener más o vender más.

Y si bien tu experiencia desempeña un papel importante en el desarrollo de tu marca personal, debe ser tu palanca, ¡no tu ancla!

Entonces, si te fijas en lo que has hecho anteriormente y en lo que haces hoy deberías tener un progreso significativo en tu modo de accionar, hasta tal punto que te de pena la versión anterior.

De lo contrario; estás preso en un pasado, que no te dejar ver; el presente y menos el futuro.

El motivo más común de quedarte atascado en un tiempo «mejor» es el miedo, la incertidumbre, el no saber lo que pasará si gestionas mal los cambios y se convierte todo en un reto mayor.

Ahora, déjame decirte que eso es progresar, ser un zombie man es muy cómodo y deprimente, si quieres salirte de esa cárcel vetusta, y comenzar a crear de verdad aquí te cuento, cómo aprovechar lo que traes en tu maleta.

3 modos de usar la experiencia en tu marca personal

  1. Arranque
  2. Respaldo
  3. Enfoque

Arranque

En esta modalidad estableces un balance de todo lo que haces, cómo y para quién lo haces, y lo usas como el punto de partida en tu nueva creación, servicio, producto o estilo de vida.

Recuerda que siempre es más fácil construir y mezclar tus fortalezas, crear con tus debilidades sería ineficiente.

Entonces, aquí usas tu experiencia como los cimientos del edificio para crear los veinte pisos superiores.

Respaldo

Por más que gestiones un gran cambio, la codificación de tu ADN debe estar implícita en tu nueva creación, y aquí tu experiencia servirá de aval.

Es decir, para ser un hombre creativo únicamente debes solucionar —de una mejor manera— lo que ya se soluciona de otra, ¿me hago entender?

Entonces, tu pericia en lo que comercialices con tu marca te servirá para demostrar que sabes de lo que hablas y tu afán es solucionarlo mejor.

Enfoque

Dependiendo de que tanto necesites innovar, o de que tan competido sea tu servicio, puedes aplicarle una capa más —en este caso— de especialización.

Vuelve y juega, dependiendo en lo que seas fuerte, usas tu experiencia para profundizar en un tema, o en el mejor de los casos, en un tipo de persona especial.

A mí me gustan más las especializaciones por persona que por sector, sin embargo, es cuestión de ver cómo ser más competitivo y relevante.

¿Qué puedes hacer ya?

  1. Por más que te asuste cambiar, nunca comienzas desde cero, así que establece tu nueva línea de salida, y repítelo cada vez que quieras mejorar tu versión
  2. Consolida y selecciona de tus servicios, clientes y proyectos; cuáles pueden avalar tu nueva creación y añádelos a tu storytelling
  3. Y por último, céntrate en personas con las que disfrutas construir y relacionarte, cuando ayudas a crecer, avanzas tu también, dejando atrás tu pasado permanente.

No se te olvide:

Si no te avergüenza tu pasado ¡Eres el mismo pendejo!

Renzo D’Angelo

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2