¡El problema es ser igual a los demás!

¡El problema es ser igual a los demás!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡El problema es ser igual a los demás!
/

La dificultad no es que vayas a contracorriente ¡El problema es ser igual a los demás!

Luchar contra un entorno asfixiante lleno de distractores y ladrones de tu atención, es un reto complejo que demanda armas sofisticadas.

Si pones cuidado a lo que está pasando a tu alrededor te «asombrará» ver la cantidad de zombis dominados por su smartphone: hombres en su etapa más productiva tirando a la basura horas valiosas en conversaciones y contenidos que parecen hechos para idiotizar y no para aportar.

Si eres osado y te atreves a preguntarle a uno de estos zombieman si tiene tiempo para leer un libro, crear algo positivo para aportar a su entorno o si está dejando la huella correcta con su marca personal, probablemente te mire con cara de extraterrestre y te diga la frase maldita; ¡no tengo tiempo!

Salirte de esta muerte en vida —si ya estás dentro— puede resultarte contraintuitivo, y un trabajo de desintoxicación de varios meses…

Ahora ¿Qué prefieres? Abandonar el rebaño con medidas drásticas para crecer personal y profesionalmente o arrepentirte en un futuro cercano por quedarte como un borrego sin identidad en el club de los mediocres…

Si quieres potenciar tu rendimiento y estás dispuesto a moverte por acantilados desconocidos para el hombre ordinario escucha lo que te traigo:

3 mecanismos para mejorar tu eficiencia como un hombre prémium.

  1. Selección
  2. Gestión
  3. Aproximación

Selección

Olvídate del balance, la multitarea, y el futuro ficticio marcado por otros; elige lo que es prioritario para ti en esta etapa «presente» de tu marca personal y céntrate en ello.

Difícilmente podrás cubrir todos los aspectos de tu entorno, algunos tendrán que quedar en pausa por un buen tiempo, ¿quizá la gente tóxica?, las aplicaciones y redes populares con videos ridículos y noticias que solo te pudren la mente.

Gestión

La administración de un calendario es simple teniendo en cuenta que tienes el mismo tiempo que el tipo que más admires. El quid del asunto está en cómo gestionas las horas productivas.

Ponte una cita contigo mismo diariamente en cada actividad elegida, y dedícale mínimo dos horas por jornada, y así mismo distribuye las tareas restantes.

Despeja tu mente, y consume solo contenidos altos en «poder».

Aproximación

Alinea el entorno para que tu plan funcione. La proximidad de las herramientas, lugares, personas y de tus actividades involucradas te fortalecerá los hábitos productivos.

Si quieres correr; que tus zapatos de running se topen contigo, si quieres escribir transforma tu estudio de trabajo en algo que te provoque o si prefieres que nadie te interrumpa madruga bien temprano y te será más fácil.

Que tengas todo cerca y acoplado a tu rutina será un mecanismo de defensa para avanzar hacia la construcción de un distintivo superior.

¿Qué puedes hacer ahora?

  1. Elige lo que tenga significado para ti, de acuerdo con los resultados que buscas y paraliza lo demás.
  2. Mientras los otros leen, escuchan y miran desperdicios, tú creas en tu guarida los planes que te convertirán en un hombre de alto nivel.
  3. Y por último, facilítate la rutina, si diseñas tu propio ecosistema para ser productivo en las horas prime, créeme tiempo será lo que tendrás para todo lo demás.

No se te olvide:

La dificultad no es que vayas a contracorriente ¡El problema es ser igual a los demás!

RENZO D’ANGELO

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2