Retrospectivo; el interior de un hombre

Retrospectivo; el interior de un hombre

Hombre﹢
Hombre﹢
Retrospectivo; el interior de un hombre
/

Inicias un análisis de vuelta sobre tus pasos para extraer y asumir tu esencia como un hombre real.

La mejor manera de transformar la marca personal; es haciendo un análisis retrospectivo de lo que te ha traído hasta aquí, lo que tienes y el nuevo objetivo.

En mi caso, ya no recuerdo todos los detalles de mi primer emprendimiento, probablemente me costó superarlo que los eliminé de mi memoria.

En varias oportunidades he emprendido con mucha ilusión por un nuevo objetivo, y en varias otras, ha sido después de perder toda la cosecha y es desde allí por donde quiero llevarte con el drink retrospectivo.

Porque la marca personal actual, va mucho más allá de una simple apariencia.

Por eso, si te centras únicamente en remodelar tu fachada exterior te será complejo construir una marca personal real, por una simple razón:

Si no eres real y auténtico en tu entorno personal; difícilmente luego podrás serlo con la estrategia de tu marca, entonces terminas idealizando algo ficticio, algo que no eres y por ende los demás tampoco te lo creerán.

Por esta razón, debes iniciar un camino retrospectivo hacia el fondo de todo; así te encuentres con senderos incómodos y con tantos obstáculos que algunas veces, te arrepientas de entrar.

Este recorrido te debe conducir a tu interior para descubrir y sobre todo destruir la fachada irreal reflejo de tu entorno.

Descubrirás corazas, casi imperceptibles a simple vista, que vienen acompañadas de grandes escollos sin superar con complejos, miedos, vulnerabilidades y egos estúpidos, que a veces, a mí tampoco me dejan avanzar.

El retrospectivo es para transformar tu marca personal, sin embargo, como la marca eres tu mismo, entonces debes evolucionar tú como hombre en todo el proceso, no hay atajo.

Si miras a tu alrededor, hoy todo gira en torno a lo personal

Que si trabajas para ser feliz, haces lo que te gusta, valoras más las experiencias que lo material, disfrutas compartir con las personas que amas, tienes una vida saludable.

Un sin fin de nuevos códigos culturales que se van metiendo en tu cabeza y hacen corto circuito; pues no son los mismos, que alguna vez pensaste o planeaste para tu futuro ni creíste tener en tu visión de vida.

Por eso, siempre haz un alto y piensa, ¿para dónde voy?, ¿esto si es lo que yo deseaba para mí?, para un joven de quince a veinte años, es más fácil, pues él está creciendo con este mensaje vigente.

En cambio, si eres un hombre de mediana edad la historia es distinta, porque debes ajustarte al mensaje actual para estar vigente o te quedarás con tu guion caduco.

Y con todo este show comienzan a evidenciarse tus más grandes debilidades.

Si el presente te ahoga, detente y toma impulso ¡Visualiza el futuro!

Te contaré retrospectivo con pequeños fragmentos de historias, en donde serás el protagonista.

La idea es que cuando hagas tu retrospectivo real, sea identificando cada uno de estos enemigos y cómo su influencia te ha impedido lograr metas que te hayas trazado en el pasado.

Comienzo la historia sobre tus pasos

Caminas lentamente por un sendero empinado e incómodo, cierras los ojos y ves como empiezan a mostrarse las escenas más degradantes del hombre indestructible que eres.

En cada nuevo emprendimiento y cada nuevo reto verás enemigos conocidos y otros que no habías visto, porque ahora, no son externos.

Algo ha cambiado, se esconden por momentos y aparecen con su nombre cuando no los has llamado.

4 enemigos de tu marca personal

  1. Complejo
  2. Miedo
  3. Vulnerable
  4. Ego

Complejo

Escuchas tus manías como voces, te gritan o te hablan bajo, pero siempre están allí diciendo; ¿para qué lo intentas si no podrás lograrlo?

Caminas como si nada pasara pero al final, no logras suprimir las voces y te dices ¿Son reales?, ¿o me estoy volviendo loco?

Te detienes y te das cuenta de que; ¡es un nuevo complejo!, uno que no conocías, pues te has vuelto a equivocar.

Los complejos, te vuelven inútil, te hacen pensar como incapaz y si no los identificas y los superas serán un obstáculo en tu vida.

Miedo

Sabes que no debes hacer siempre lo mismo, en la medida que tu entorno cambia, tu también debes cambiar, incluso anticipadamente, aunque ya no son voces externas, es tu propia voz.

Es un sentimiento desagradable, como si algo fuera a ocurrirte, es incertidumbre que se convierte en un temor que no identificas claramente y cuando haces algo nuevo, será más fuerte.

Es el miedo a lo que no conoces, a algo que no sabes describir y que se sale, no solo del guion, sino de tu sillón cómodo y caliente.

El miedo te vuelve estático y lento, te paraliza hasta la mente y aunque lo sabes y quieres avanzar, no darás más de un paso cuando ya estarás de vuelta por cobarde.

Vulnerable

Todos te miran y evalúan, es como si tu interior estuviera expuesto y no puedes ocultarlo, te juzgan, hablan de ti, te gritan, se dan cuenta de que no eres tan fuerte como has mostrado hasta ahora.

Y aunque tratas de encubrirte, te siguen viendo como si fueras un bicho raro, te sientes desnudo, y por eso, tratas de vestirte pero ya es muy tarde ¡Todos te ven y te siguen juzgando!

Sentirte vulnerable, es aún más difícil cuando has aprendido a que serlo, no es propio de un hombre y menos de uno “exitoso”.

Sigue caminando, no pasará nada, nadie lo habrá notado, pues todos en realidad somos vulnerables y eso nos hace reales.

Ego

Ahora, sientes dardos por todos lados, las heridas duelen hasta que no logras describirlas. Las risas se oyen como gritos, lo susurros ahora se escuchan a lo lejos ¡Se burlan de ti!

Has perdido todo lo que has hecho, lo que has trabajado y cultivado, ahora no eres nada, te han herido en lo más profundo.

Ya no eres diferente, eres igual a los demás, has caído en lo más bajo, se han dado cuenta de tu desesperación, necesidad y de tu dependencia hacia los demás.

Ahora, no eres un hombre, te ven como un niño débil y tonto.

Cuando el ego es tu eje, te mueves hacia lugares equivocados que te alejan de la realidad, de lograr tus objetivos y de una marca personal auténtica y real.

¿Has experimentado estos enemigos?

Intenta explorarlos sobre tus pasos, puedes hacerlo tipo ficción, le aumenta el drama para reducir el impacto real en tu mente.

Para mí, es fundamental hacerlo antes de iniciar o reestructurar cualquier proyecto personal, pues así evito caer sobre los mismos errores.

Con tu marca personal te ayudará con el inventario y la autoevaluación del branding personal.

Aunque no lo creas los complejos, el miedo, la vulnerabilidad y el ego serán tus peores adversarios en este camino como hombre prémium.

Y estos enemigos jamás se irán, únicamente podrás debelarlos y controlarlos. Para luchar contra ellos, es más fácil si sabes cómo son, cómo se mueven y cómo influyen en ti.

Espero que mi retórica te ayude a reflexionar sobre lo que eres ahora, tus luchas internas y lo que serás con tu marca personal.

Hacer una revisión sobre tus pasos te mostrará cosas que no habías visto hasta ahora. Después de hacer tu retrospectivo, respóndete las siguientes preguntas:

  • ¿Estás cosechando lo que sembraste?
  • ¿Repites errores en tus pasos?
  • ¿Caminas con tu esencia a bordo?
  • ¿Mejoras con cada pisada?

En cada respuesta identifica a los 4 enemigos, recuerda que son inmortales y prepárate para el siguiente drink: Introspectivo.

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2