¡Sé grande en lo pequeño!

¡Sé grande en lo pequeño!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Sé grande en lo pequeño!
/

Antes de pensar en crecer ¡Sé grande en lo pequeño!

Cuando desarrollas una idea, negocio o un nuevo servicio; te obsesionas con el crecimiento, partiendo de que más es mejor y crecer es sinónimo de ser un hombre exitoso, cuando en la práctica no necesariamente es así.

Esta creencia preconcebida de vender más, atender a más clientes, tener más empleados, abrir más oficinas, es como una moda «pasada de moda».

Sobre todo cuando este crecimiento compromete tu salud, tranquilidad y un estilo de vida con poco mejoramiento y desarrollo personal —no digo que siempre sea así— te hablo desde mi experiencia.

Porque, si lo has vivido en tu propia piel ya sabes que así como creces en tu actividad, las dificultades y los retos aumentan, a veces se duplican, dejándote apenas respirar.

Y claro, te mantienes así porque alimentas otra creencia «vetusta» de que ser un hombre ocupado es ser un hombre importante, cuando debería ser lo contrario.

Porque crecimiento, no es sinónimo de desarrollo y progreso, el mejor ejemplo de esto son los países que cada año crecen en número de personas, sin desarrollarse más o progresar más en su calidad de vida, ¿me hago entender?

Bueno, así funciona en tu marca, que seas más grande no quiere decir que tengas un mejor servicio, mejores clientes, menos que seas más rentable, y mucho menos que progreses más, porque en ese caso serías más feliz.

Entonces, para poner en orden la mesa, quiero compartirte algunos casos en los que considero mejor seguir siendo pequeño.

2 razones para mantenerte exclusivo con tu marca personal

  1. Calidad
  2. Utilidad

Calidad

Si el crecimiento no duplica la calidad de tu servicio, es mejor expandir los pequeños detalles de tu actividad actual, ¿cómo puedes hacerlo mejor para que tus clientes te valoren más?

Incluso, este límite autoimpuesto te vuelve un hombre más creativo, porque debes dar un producto de alto nivel sin la necesidad de incrementar lo demás, allí está la competitividad de los pequeños negocios.

Más personalizado, mejor respuesta, centrado en los detalles, mayor profundidad, especializado; a las personas nos gusta hacer equipo con personas, no con empresas, por eso tu humanidad es un distintivo que nadie puede copiar.

Utilidad

Si eres eficiente con la inversión de tu tiempo, haciéndolo cada vez mejor y más rápido, tu solución se valorizará. Ahora, difícilmente podrás rendir y ser más rentable si no permaneces aprendiendo de tu oficio.

Un experto da mejores beneficios que un charlatán, ¿o no es así?, todos querrán trabajar contigo así que podrás elegir clientes, proyectos y las personas con las que quieres hacer equipo.

Resultado: fluirás en lo que haces, disfrutarás más, y adicional serás un hombre más inteligente, el paquete completo para progresar y tener la calidad de vida que buscas.

¿Qué puedes hacer ya?

  1. Destruye las creencias «más es mejor y ocupado es importante», y valora la libertad y el tiempo por encima de la validación social
  2. Auméntale la calidad a tus servicios centrándote en los pequeños detalles y dándole soluciones con más valor a tus clientes
  3. Y por último, vender más tampoco implica ganar más, así que prioriza los beneficios sobre la cantidad volviéndote el experto indispensable para tu cliente genial.

No se te olvide:

Antes de pensar en crecer ¡Sé grande en lo pequeño!

Renzo D’Angelo

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2