¡Conecta los puntos!

¡Conecta los puntos!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Conecta los puntos!
/

Sin confianza no hay negocio y sin distintivo no hay valor ¡Conecta los puntos!

Cuando un hombre de negocios me dice que es difícil vender o simplemente, ¡no sé venderme por mayor valor!

La dificultad no es la «habilidad para vender» si se puede llamar así, si no más bien un enlace roto en su proceso comercial.

Y si te pasa en algún momento algo parecido…

Seguramente hay un eslabón incompleto en tu cadena de coherencia, eso por una parte y por la otra quizá no tienes o no sabes comunicar el distintivo de tu marca personal.

En cualquiera que sea tu caso, para salir del abismo «imaginario» de no ser un buen vendedor; en vez de decirte a ti mismo «no me sé vender» reflexiona preguntándote: ¿Me hago comprar?

Cuando te lo preguntas así, queda al descubierto que no es falta de la habilidad como tal de vender, sino por el contrario una dificultad de comunicación.

Si, así de simple, y esto aplica desde lo básico que es comunicarte eficientemente hasta tener una marca que promueva el nivel de hacer negocios contigo.

¿Cómo logras esto?, fácil creando un mensaje que conecte los siguientes puntos…

2 eslabones para venderte con tu marca personal

  1. Naturalidad
  2. Personalidad

Naturalidad

La naturalidad no es más que la seguridad con la que hablas, escribes, te comunicas y te muestras a los demás —en este caso— a tu cliente objetivo.

No mires la naturalidad como una cualidad, el cómo generas confianza es un resultado, ¿de qué?

Del personal branding, de conocerte, saber tus puntos fuertes, dominar el tema de tu entregable, tener un buen argumento, en fin, todo lo que te he contado en los shots del branding personal.

Puedes escuchar la saga completa en la tercera temporada del pódcast.

Personalidad

La personalidad de tu marca es tu distintivo como tal, es decir, lo que te hace un hombre único con tu ADN, identidad y expresión empacados en un mensaje diferente para tu cliente.

Esto puede parecerte complejo y quizás en una marca comercial lo sea, sin embargo, en una marca personal es más bien hurgar en lo que eres y sabes para comunicarlo con valor.

Me gusta la palabra personalidad porque gráfica un poco esas expresiones cotidianas de: este tipo tiene una personalidad arrolladora o por el contrario es un tipo arrogante, así mismo funciona en tu marca.

Busca eso que te vuelve diferente para que lo conectes en tu cadena y ya, no te volverás un excelente vendedor, pero créeme que te querrá comprar.

¿Quién?, bueno eso ya es una configuración de tu cliente genial, que es a quien debes cautivar generándole valor.

¿Qué puedes hacer ahora?

  1. Sé un hombre natural transmitiendo familiaridad, céntrate en conocerte, mejorarte y expresarte asertivamente.
  2. Así como no puedes caerle bien todo el mundo con tu «personalidad» —y sería un grave error intentarlo— te funcionará si hay match en todos los puntos.
  3. Y por último, relájate, si estás seguro de lo que eres, tienes y puedes solucionar a los demás, el mensaje fluirá y te harás comprar.

No se te olvide:

Sin confianza no hay negocio y sin distintivo no hay valor ¡Conecta los puntos!

RENZO D’ANGELO

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2