Identidad; la presencia de un hombre

Identidad; la presencia de un hombre

Hombre﹢
Hombre﹢
Identidad; la presencia de un hombre
/

Domina cada detalle de tu marca para mostrarte e impactar como un hombre de negocios poderoso.

La identidad en tu marca es tu visión, personalidad, experiencia, todo tu ADN plasmado en lo que le muestras a tu cliente.

Aquí te darás cuenta como todo comienza a tener sentido en la construcción de esta cadena de coherencia que te volverá un guerrero de las ventas.

La identidad, es un arma compleja, porque intervienen tantas variables y sobre todo atributos de esas variables, que te vuelven tan débil o fuerte como la coherencia con la que te muestres a tu cliente.

Y me puedes preguntar, Renzo, ¿y lo que no muestro a mi cliente no forma parte de mi identidad?

Si, aunque como tu cliente no lo verá, realmente forma parte de tu autenticidad, como te lo dije en tu ADN, si no te muestras autentico serás una farsa.

¿Y qué crees que le generará más confianza a tu cliente cuando le vendes un producto o servicio prémium? ¿Un hombre de negocios poderoso y auténtico o uno débil?

Identidad vs. Imagen

Ahora no debes confundir tu identidad con la imagen, si bien, están relacionadas, la identidad es la expresión de lo que eres y la imagen es la interpretación que hacen los demás de ti.

Por eso habrás escuchado frases como ¡Me hice una imagen errada de ti!, ¡creí que eras diferente! Estas frases corresponden a una incoherencia entre tu identidad y tu imagen.

Cuando manejas profesional y estratégicamente tu identidad, debes buscar la manera de alinear lo que proyectas con lo que tu cliente interpretará de eso.

Aunque puede sonar un poco enredado y es donde más puedes equivocarte.

Porque omites tu guion cultural, no conoces el guion cultural de tu cliente o simplemente te expresas con señales erradas de lo que eres, de lo que es tu entregable o de lo que es tu marca.

Si ejecutas las armas en su orden lógico, podrás concluir que la identidad la construyes con tu ADN, naming y eslogan.

Aunque también te será fácil omitir elementos básicos desde una perspectiva de diseño.

Desde una mirada «cliente + vendedor», en tu identidad entran tu ropa, zapatos, reloj, smartphone, laptop, auto, y cosas más sensoriales como tu olor, acento, hasta el cómo saludes.

Como te digo, todo lo que le permita a tu cliente hacerse una imagen de ti, de tu marca, negocio y de la calidad de tu producto y servicio.

La importancia de tu identidad

Cuando tienes un small business, los pequeños detalles toman más protagonismo que en una gran corporación.

En parte porque probablemente no tendrás todo el dinero que invierte una gran corporación en branding y posicionamiento de marca.

Por eso, no es lo mismo cometer un error de coherencia para una gran marca (su cliente asumirá que es un simple error).

Que para ti, que comparado con esas marcas eres un aparecido, ¿me hago entender?

Cuando eres un hombre de negocios vendiendo un producto y servicio prémium tu reto más será comunicarte coherentemente para generar confianza para igualar tu identidad con los atributos y beneficios que ofreces en tu entregable ¡Allí estará la clave!

Cómo funciona la identidad de tu marca

Imagina que tienes una cita de ventas con un cliente, en donde deberás mostrar “sin vender” que tu entregable o tu idea prémium es innovadora y marcará un hito en la vida de tu cliente.

¿Ya tienes la situación en tu mente? Te presentas ante estas personas, y bueno aclaro: recientemente contrataste a un estudio que diseñó la identidad de una marca, entonces estás confiado en tu presentación.

Entregas tu businesscard y hábilmente ya habías mandado a los emails de los asistentes una presentación de tu marca, por eso no llevas nada impreso porque eso sería antiguo y no daría el mensaje que quieres.

Tu ropa, está acorde a la imagen que quieres proyectar, hasta aquí todo bien.

Llega el momento de la verdad, sacas tu laptop, para la presentación y, ¡ohm sorpresa!, es un dinosaurio de hace 5 años, gordo con la pantalla casi partida.

¿Qué pensará tu cliente de tu innovación?

Porque recuerda que ya le habías mandado una presentación, adicional él ya visto tu web, la cual también estaba espectacular.

¿Qué pensará de tu producto prémium?, ¿o de la calidad de tu producto? Créeme ya ni la presentación que hagas cambiará la imagen que este cliente se hizo de ti con un único elemento incoherente que mostraste.

Y así te encuentres con algunos clientes que simplemente se rían e igual te compren, no será la mayoría, y allí dejarás de ser eficiente en las ventas.

Y por favor, no salgas corriendo a reemplazar tu laptop cavernícola, porque no es solo eso; te puede pasar con la ropa, los zapatos, el smartphone.

Con cualquier falla en tu cadena de coherencia quedarás como el típico cliché del que vende un producto saludable y llega oliendo a cigarrillo, o el entrenador personal del gym que es más gordo que tú.

Las posibilidades son interminables y los elementos que deberás cuidar dependerán de tu entregable y de tu cliente.

Por eso, los elementos gráficos tendrán una importancia secundaria en tu proceso comercial.

Si importan, solo que de nada te servirán esas ayudas si tienes dificultades para proyectar y comunicar tu identidad coherentemente.

La identidad forma parte de un ecosistema de marca que forma tu cadena de coherencia, y cuando está desalineado tu proceso comercial será más costoso.

Porque perderás muchos posibles clientes en el camino. Recuerdas cuando te pregunté si sabías, ¿cuántas personas no te compraban porque no les generabas confianza? Esto forma parte de esa historia.

Y sé lo que estás pensando; esta vaina tiene más de fondo que de forma, ahora qué debo hacer para construir mi identidad. Bueno si lo haces bien es fácil, si no será un dolor de cabeza.

El prerequisito para construir tu identidad es tu ADNnamingeslogan, asumo que ya los tienes profesionales, entonces, con la identidad céntrate en:

3 indispensables en la identidad de tu marca

  1. Cliente ideal
  2. Entregable
  3. Tendencia

Cliente Ideal

Dependiendo de tu entregable y de lo que quieras proyectar como hombre de negocios: su género, edad, nivel educativo y nivel socioeconómico, te darán una pequeña luz a seguir.

Luego tendrás que ver cosas como gustos, aficiones, sin embargo, en este punto, me interesa que sepas lo básico de tu cliente.

Porque no será lo mismo una identidad innovadora para un adolescente que para un adulto contemporáneo, la imagen que se hagan estas personas de ti, con la misma identidad, será diferente.

Y no será culpa de ellos, será culpa tuya, porque si te pregunto, ¿para quién va dirigido tu entregable? y me respondes para hombres y mujeres de 15 a 50 años —¡qué!, estás perdido.

Por eso debes centrarte en lo que interpretará ese cliente ideal específico.

Entregable

Llámalo producto, servicio, idea, estrategia, lo que sea que vayas a vender a tu cliente. Eso que vendas, ubícalo en un sector o grupo.

Por ejemplo: si vendes servicios profesionales, no será lo mismo vender creatividad que legalidad y vuelve a entrar en jugada tu cliente.

No será lo mismo venderle creatividad a un adolescente que a un adulto contemporáneo. Identifica patrones en el sector donde se encuentre eso que vas a vender.

Y aplica si vendes un servicio como te acabo de decir o si vendes productos tangibles o ideas.

Incluso si eres un estratega o un catedrático, siempre tendrás un cliente que necesitas que te crea y necesitas generarle confianza.

Ese sector o grupo donde se encuentre lo que vendes, te orientará sobre cómo diferenciarte de las personas que compitan con ese mismo entregable.

Y te preguntarás, Renzo, nuevamente debo mirar a los competidores, claro, aquí estás mirando su identidad, cómo se proyectan las personas y marcas que venden en ese sector en que estás o quieres estar.

Porque debes resaltar con tu presencia, debes proyectarte como un hombre de negocios poderoso, no puedes venderte prémium como uno del montón, ¿me hago entender?

Y no solo debes mirar este sector y grupo, sino que debes preguntarte, ¿mi producto es diferente en este grupo?, ¿cómo puedo volver mi entregable extraordinario dentro de este sector?

Tendencia

Luego de superados los dos elementos anteriores, busca y alinéate a una tendencia innovadora, que te garantice resaltar de una manera positiva dentro de las identidades que identifiques en tu cliente, tu sector y competidores.

Recuerda que debes ver que la innovación tiene una linea, o yo visualizo un límite entre ser innovador y ser ridículo.

La tendencia, te ayudará a ver esos límites y esos límites no serán los mismos para un adolescente que para un adulto, y tampoco será el mismo para una identidad actual que para una de hace cinco años.

Evita los extremos

Si te vas a un extremo corres el riesgo de ser irrelevante, no te tomen en serio o peor, te puede pasar que tu cliente no entienda lo que quieres proyectar y así le quedará difícil hacerse una imagen de tu identidad.

Cuando tienes un small business o eres un profesional independiente es desgastante y costoso marcar tendencias.

Por eso mi estrategia es que sigas la cadena de coherencia de tu branding estratégico e identifiques una tendencia actual y vigente que te permita salirte de lo normal sin ser anormal.

Ahora teniendo claros estos tres elementos: cliente ideal, sector de tu producto y tendencia, vienen los básicos de la identidad.

3 ejes básicos en la identidad de tu marca

  1. Colores
  2. Símbolos
  3. Personalidad
Colores

Evalúa los colores predominantes, tanto en la identidad visual de tus competidores como en su outfit.

Por ejemplo, digamos que eres un consultor financiero o un coach e identificas que tus competidores directos, usan colores como el verde, rojo, amarillo, es ejemplo.

Bueno, lo primero es que elimines esos colores de tu identidad visual, esto lo puedes hacer con mayor facilidad en una marca corporativa.

¿Y en la marca personal? Revisa los colores en tu outfit, si ves que los otros consultores o coach usan ropa aburrida, como de los años 80’S y 90’S y tú te vistes igual producirás sueño en tu cliente.

Mejor elige un outfit, con el que te identifiques y que te haga ver más actual y fresco. Si eliges tonos de colores actuales te mostraras actual, si eliges colores pasados de moda te mostrarás antiguo.

Todo dependerá de cómo quieres mostrarte ante tu cliente para que ese cliente se haga una imagen acertada de ti.

Símbolos

¡Wow!, los símbolos dan para mucho; pueden ser representaciones abstractas y figurativas de lo que es tu marca personal y corporativa.

No te hablo solo de elementos tan simples como tu logo, ropa, accesorios, todo lo que ya dije, que en últimas se convierten en símbolos para tu cliente.

Imagina que tienes una cita online, con un cliente, bueno aplica para cualquier cita en línea realmente, y quieres comunicar que eres un hombre actual, innovador, ágil sobre todo que tus soluciones están alineadas a la vida real.

Inicias tu FaceTime y tienes de fondo una biblioteca horrenda, digamos que vintage, con un montón de libros viejos, ¿cómo interpretará tu cliente ese símbolo?

¿Tu cliente creerá que eres ágil, innovador y que tus soluciones están ajustadas a la vida real?, ¿qué atributos de esa biblioteca tu cliente trasladará a tu marca?

Porque si te quieres mostrar ágil no creo que un hombre de negocios actual tenga libros físicos, ¿eso te mostrará innovador? Analiza este ejemplo en tus situaciones particulares.

Personalidad

Por último, aunque puede ser lo más importante, ¡tu personalidad!, pregúntate:

  • ¿Impactas con tu personalidad?
  • ¿Cómo piensas ante temas polémicos?
  • ¿Cuál es tu ideología?
  • ¿Eres auténtico o lo que llaman diplomático por no decir falso?
  • ¿Tu personalidad es de ganador o de perdedor?

Impregna tu identidad con tu esencia, eso que tienes de especial, poténcialo con tus puntos positivos y gestiona tus debilidades.

Conclusión

La identidad, es tu arma número cuatro como hombre de negocios, así que muestra tu presencia y exprésate coherentemente con el poder de un verdadero hombre de negocios para vender eficientemente.

Verás la diferencia desde el inicio si construyes tu identidad teniendo claros:

  1. Cliente Ideal
  2. Sector de tu producto y servicio
  3. Tendencia

Y mis 3 ejes básicos; colores, símbolos y personalidad. Muchas de las dudas que te surjan ahora te las iré aclarando a lo largo de la saga, por ahora:

Responderé a estas preguntas sobre la identidad de tu marca

  1. Yo vendo a grandes superficies y también a pequeños empresarios, como los clientes son totalmente diferentes, ¿debo tener una identidad igual?
  2. Vendo autopartes para vehículos de gran tamaño, ¿cuál crees que sea la mejor vestimenta para visitar a mis clientes?
  3. Quiero saber, ¿en qué parte del proceso comercial debo tener más cuidado con la coherencia?, ¿cuál parte valorará más mi cliente?

* Escucha las respuestas en el audio.

¡Hasta la próxima!


2 respuestas a “Identidad; la presencia de un hombre”

  1. Renzo hasta ahora este ha sido el mejor episodio de todos, te felicito, gracias por tu respuesta, claro y entendido.

    Ya te tengo en iTunes, un abrazo y saludos.

Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2