Contribución; el compromiso de un hombre

Contribución; el compromiso de un hombre

Hombre﹢
Hombre﹢
Contribución; el compromiso de un hombre
/

Escuchar de verdad para ayudar con tu marca, se te devolverá con autoridad, credibilidad y compromiso.

En la definición —episodio anterior— identificaste quién eres, para qué estás aquí, qué ofreces y para dónde vas con el mensaje de tu marca personal, ahora el reto es contribuir con lo que tienes para ofrecer.

Antes de pedir algo primero tienes que dar, de eso se trata un hombre de alto nivel, si no tienes nada que ofrecer, el camino no es una marca prémium.

Dar no significa que vivirás del aire, al contrario, solucionar los problemas de otros es —y siempre ha sido— de lo se trata la comercialización de cualquier producto y servicio, solo que antes dabas por hecho que te comprarían solo por anunciarlo.

Eso ha cambiado y seguirá evolucionando, con una sobresaturación de información ganar la atención de un posible cliente es más difícil desde el marketing tradicional.

Por eso debes contribuir con lo que sabes, conectar, conversar, crear entusiasmo alrededor de lo que haces para ayudar a otros desde la autenticidad de tu experiencia.

En los pequeños negocios el poder es de quien es visible, real, auténtico y tiene simpatizantes que confían en él. Y para armar este motor del compromiso necesitarás los siguientes componentes:

3 elementos para contribuir con tu marca personal

  1. Empatía
  2. Sintonía
  3. Respaldo

Empatía

Identifica a quién puedes ayudar con tu tema, ¿le estás hablando o debes buscarlo?, ¿qué tienes en común?, ¿lo que dices o quieres decirle es relevante?

  • El interés debe ser doble vía; tú debes dominar y apasionarte por lo que sabes y tu cliente genial debe ver en ti un referente, ¡un espejo en el futuro!
  • Cuanto más tengas en común con él, más fácil será conectarte.
  • Es más sencillo empatizar con personas contemporáneas, es decir, no establezcas más de una década de diferencia generacional.

Así pienses, que puedes ayudar a cualquier persona, el contexto de la experiencia es importante para hacer matching.

Sintonía

Ya sabiendo a quién puedes ayudar, define cómo le puedes aportar desde tu expertise, ¿vienes trabajando con personas como él?, ¿o ya recorriste el camino que él está recorriendo y tu tema le acelerará?

  • Una cosa es que sepas que tu cliente te necesita y otra es que él lo sepa y te pida ayuda, ¡debes educar!
  • Lograr sintonía también depende del nivel de tu cliente, para sincronizar el mensaje y conectar él debe querer, creer y poder.
  • Define, ¿cuáles son tus beneficios?, ¿cómo puedes aliviar su carga?, ¿qué sabes tú que él no sepa y esté buscando saber?, ¿cómo puedes mostrarte de una manera real para lograr interés?

Tu objetivo es estar el mismo dial; aleja el ego de tu mensaje y fomenta una conversación auténtica.

Respaldo

Ahora debes saber si a tu cliente realmente le interesa y estaría dispuesto a tomar un servicio como el tuyo.

  • La mejor forma es ayudándolo volviéndote un referente con un blog, pódcast, un canal de video, que sé yo, lo que se te dé mejor para aportar lo que sabes y luego pedirle feedback.
  • Si ya tienes clientes es más fácil, pregúntales de frente lo que piensan sobre tu tema con encuestas, entrevistas, o en un simple FaceTime.
  • Centrado en los comentarios, de los que cumplen con el perfil que definiste, rectifica la viabilidad del mensaje.

Debes evitar armarte una película en tu cabeza con una catástrofe de taquilla, el respaldo es una señal para avanzar.

Conclusión

Conocer en detalle a quién puedes aportar con tu servicio, producto o incluso marca comercial —porque funciona igual— es un punto clave para contribuir a los demás.

Si solo hablas desde tu ego perderás tiempo y no impactarás a nadie, y menos conseguirás empatía, sintonía, feedback y clientes geniales. Buscas amigos más que clientes que con tu ayuda sean mejores.

Dificultades que encontrarás aquí

  • Creer que perfiles homogéneos significa menos clientes
  • Mostrarte real, sobre todo desde una marca comercial
  • Escuchar a las personas indicadas, si no te centras en ellos puedes perder el foco y frustrarte.

Centra tu atención en los que te interesan y omite los que no tienen idea de lo que hablas.

¿Qué puedes hacer ya?

  • Define y empatiza tu bio y cliente genial con características demográficas, culturales y comportamentales.
  • Desde tu expertise crea un servicio de consulting, mentoring o training centrado en «sintonizar» explicando de qué se trata, para qué le servirá, características, beneficios y necesidades que cubrirás.
  • Pregunta a tus clientes o posibles seguidores si lo comprarían, ¡te sorprenderá el resultado!

En el artículo que acompaña este episodio te dejo ayudas que te servirán para tu contribución y te espero en el siguiente motor: Promoción.

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

"*" señala los campos obligatorios

Paso 1 de 2