Promoción; el ascenso de un hombre

Promoción; el ascenso de un hombre

Hombre﹢
Hombre﹢
Promoción; el ascenso de un hombre
/

Promover tu marca asertivamente con fuerza y fragilidad a la vez, te unirá con entusiastas auténticos.

Con la contribución —episodio anterior— definiste cómo ayudar a los demás con tu marca personal para conseguir autoridad, credibilidad y clientes fantásticos, el nuevo reto será promocionarte en un mar saturado de marcas.

Cuando escuchas la palabra «promoción» puede venirte a la mente; publicidad, viralidad, grandes inversiones en divulgar un mensaje que probablemente a nadie le importe o no estés dispuesto a crear.

Esto no es del todo falso, la cuestión es que un marca prémium prima la calidad sobre la cantidad, entonces más importante que un número gigantesco de seguidores en tus redes o lista de correo…

Importa cada persona que simpatice contigo de forma auténtica; como en los viejos tiempos con nueva tecnología.

Solo que antes segmentar era una odisea, ahora —con campañas pagas por supuesto— tienes prácticamente el mundo entero a tu disposición para atraer a esas personas a las que quieres contribuir con tu experiencia.

Y para lograr elevar este motor solo necesitarás los siguientes componentes originales:

3 elementos para promocionar tu marca personal

  1. Postura
  2. Movimiento
  3. Asertividad

Postura

¿Cuál es tu posición, punto de vista y visión del tema de tu marca?, ¿cómo lo abordarás?, ¿con qué profundidad?, ¿dónde iniciará y hasta dónde llegará tu alcance?

  • Aunque todos los clientes no piensen como tú, deben coincidir contigo en diferentes aspectos de tu mensaje, es decir, abordar bien los ejes temáticos de tu marca personal atraerá un grupo de entusiastas alrededor de lo que comuniques.
  • Si cuando muestras lo que eres resultas un huevo tibio, tu marca no tendrá una ubicación clara en la mente de tu cliente y será más difícil promocionarla, ¡debes arriesgarte!
  • Limita los temas que abordarás, por ejemplo, ¿valdrá la pena hablar de tus preferencias políticas, deportivas, creencias, de tu orientación sexual?

Nada está bien o mal siempre y cuando sea justificado para lograr un espacio privilegiado, no hables por hablar o serás irrelevante.

Movimiento

Es tu progreso, crecimiento y cambio, ¿cómo y hacia dónde se mueve tu marca?, ¿ten una postura en evolución acerca de tus temas?, evita ser estático con el alcance y la profundidad.

  • ¿Hacia dónde vas con tu punto de vista?, el cambio constante debe estar implícito para proyectar una marca viva y en crecimiento.
  • Cuánto más te arriesgues a mostrar tu postura, más vulnerable eres y más dispuesto debes estar a maniobrar con los temas involucrados, esto te permitirá escalar dentro de tu mensaje.
  • Este mejoramiento continuo también te ayudará a contribuir constantemente, de lo contrario parecerás retrógrado.

En mi caso desde que comencé a hablar de personal branding, tenía claro que debía moverme con temas de mentalización y productividad, en tu caso, ¿cuáles son esas intersecciones?

Asertividad

Para mostrar lo eres y conseguir adeptos en tu postura y movimiento; no necesitas desvirtuar tu mensaje, las personas que no coincidan contigo deben pasar de ti sin sentirse golpeadas.

  • Para atraer personas correctas no es necesario insultar a las incorrectas
  • Ser un hombre asertivo requiere entrenamiento; cuando expresas deliberadamente tus pensamientos, terminas atropellando a los demás.
  • La asertividad se centra en exponer agresivamente tu postura —aún sabiendo que puedes equivocarte— respetado al que no coincide contigo, ¿complejo verdad?

Esto lo debes dominar antes de promocionarte. Si hablas desde el ego, la promoción de tu marca será ineficiente.

Conclusión

Saber cómo hablar y revelar lo que eres con una personalidad clara; arriesgándote a mostrarte fuerte y vulnerable al mismo tiempo, te dará un distintivo para transmitir humanidad.

Te en cuenta, que el miedo también puede disfrazarse de ego y el ego de experiencia, y en la promoción de tu marca debes saber dosificarlos (eliminarlos es imposible) forma parte de ser un hombre vulnerable.

Dificultades que encontrarás aquí

  • Es más fácil ser diplomático que adversario de lo ordinario, para ser disruptivo debes esforzarte.
  • Lo conocido da estabilidad, lo nuevo ansiedad, conseguir un resultado con más movimiento que confort requiere un crecimiento constante.
  • Vomitar tus pensamientos ordinarios es fácil, lo complejo, es impactar sin distorsionar lo que quieres comunicar.

Promoverte asertivamente te hará ascender mejor ante tu cliente genial.

¿Qué puedes hacer ya?

  • Marca los pilares de tu posición en los temas fundamentales de tu marca personal.
  • Desfragmenta las objeciones y críticas al mensaje disruptivo que vayas a promocionar para responder asertivamente.
  • Prepárate para meter la pata y de vez en cuando retractarte de los desatinos, forma parte de ser humano y real, entrénate y recuerda que siempre podrás evolucionar y volver a promocionar.

En el artículo que acompaña este episodio te dejo ayudas que te servirán para tu promoción y te espero en el siguiente motor: Actuación.

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2