Un blog masculino · I

Un blog masculino · I

Hace un año inicié este blog y ha sido un aprendizaje fascinante, que solo puedes vivir si tú lo haces.

Aquí te doy un recopilado de lo que ha sido este trayecto y cómo puede inspirarte para iniciar o mejorar tu propio canal de comunicación como hombre de negocios.

No soy nuevo en el mundo del marketing y branding, y aún así, fue hasta hace un año que inicié mi blog personal, antes de solo ver los blogs desolados de mis clientes ¡No me animaba a lanzar el mío!

Tenía claro que era una cuestión de tiempo y debí hacer cambios en mi rutina para abrir un espacio, que luego, no se pudiera cerrar.

No es un secreto, y me darás la razón, que cuando investigas sobre cómo lanzar un blog, generar contenido y más complejo aún ¿Cómo rentabilizar todas las horas que invertirás en dicha iniciativa?; te encuentras con un mar de:

  • Tutoriales (buenos, regulares y muy malos)
  • blogueros que comparten su experiencia (algunas falsas y otras prefabricadas)
  • Seudogurús que te dicen como ganar seis cifras con un blog (y ellos no lo ingresan)
  • Hasta experiencias de personas que bloguean como un canal más allá de una estrategia comercial.

Yo me identifico más con la última, pues es una de tantas alternativas, si quieres lanzarte en este mundo de la comunicación con una marca personal siendo un hombre auténtico.

Si bien, desde que lancé mi blog personal no he parado; con los artículos escritos o con los episodios en audio del pódcast que lancé posteriormente.

No soy un bloguero, ni un podcaster

Simplemente, utilizo estos canales para poderme comunicar contigo desde un punto de vista directo, real y vivido en primera persona.

Por eso, nunca hago referencias a terceros, no tendría mucho sentido si te estoy compartiendo mi visión.

Y por el hecho, de que me leas o escuches y lo que te digo logre aportarte algo en tu camino como hombre de negocios, ya doy por cumplido mi objetivo.

Ahh, ya sé que me dirás, ¿eso para qué te sirve? —La respuesta tiene diferentes dimensiones, aquí te comparto una, que va más allá de Google y unas simples estadísticas.

Si recibiendo mis aportes o perteneciendo a mi clan en algún momento me contratas como tu entrenador, utilizas mis productos o simplemente adquieres algo «idóneo» que yo te presente: será el resultado de tu iniciativa y necesidad, no de mi venta activa «invasiva», así es como funciona un marketing atractivo.

También, así debes crear un contenido, que su fin sea educar, ayudar y aportar conocimientos.

Si tu objetivo directo es vender, perderás el tiempo, recuerda; ¡las ventas son una respuesta!

¿Aún no tienes un blog o estás perdido con el que tienes? Lo primero y antes de cualquier cosa piensa y aterriza el objetivo a la hora de divulgar tu experiencia.

Solo dependiendo de ese objetivo y en cualquiera que sea tu caso define a profundidad estos elementos.

3 elementos para definir el objetivo de tu blog

  1. Persona
  2. Marca
  3. Mensaje

En ese orden, así es mi modelo y la base de un marketing efectivo. Si fallas en alguno de estos 3 elementos, todo lo demás será un desastre, hasta un blog gratuito.

En mi caso, cuando inicié, ya tenía estos elementos bien definidos desde mi producto Hombre Digital y lo que hice fue responderme la siguiente pregunta con mi marca personal:

Al hombre que va dirigido mi mensaje, ¿cómo podré ayudarle?, o dicho de otra manera ¿cómo podré ayudarle con su marca personal y comercial para simplificarle la vida con mi experiencia?

Y de esta respuesta, por consecuencia se responden varias preguntas: cliente ideal, tipo de marca, tono del mensaje y otras más.

Para mi caso, definí que la manera en cómo podría ser auténtico, era con mi marca personal, pues desde allí:

Mi voz realmente sería mi voz, sin la sombra de una marca comercial.

Implicaciones

Desde bloquear en mi calendario un poco más de diecisiete horas a la semana en promedio, hasta reinventar mi productividad personal para no fallar en cada cita semanal.

Y si te preguntas, ¿por qué tanto tiempo? —En la divulgación de una marca personal es más difícil delegar, por lo menos si no sabes hacer tu mismo las cosas.

En este primer año, me tracé la meta de no delegar ninguna actividad relacionada con el blog, todo lo tendría que hacer yo mismo, así fuera más lento en cada actividad.

¿Por qué no delegar al inicio?

Porque solo así podrás ser un verdadero experto en tu propia marca y luego sabrás qué delegar y qué no. Actualmente distribuyo las horas semanales que invierto en mi blog así:

  • 5 – 6 h cada artículo
  • 6 – 8 h cada episodio (audio)
  • 1 h boletín
  • 2 h redes sociales
  • 2 h mejoras y ajustes técnicos
  • 1 h responder mensajes y comentarios
Total promedio semanal: 17 horas

Te comparto esto, para que pienses bien con cuántas horas de tu tiempo te vas a comprometer si quieres cumplir el compromiso que representa un blog que no muera en un año.

Obviamente, dependiendo de qué tipo de contenido compartas, te puede tomar más o menos tiempo, cada caso, es particular.

En este punto, puede estar la causa «popular» de que la mayoría de los blog no llegan a su primer año, las razones son varias, según como lo veo.

Si no tienes claro el objetivo o no eres un hombre eficiente con el manejo de tu marca y tiempo; luego abandonarás.

No quiero predisponerte, más bien animarte a intentarlo «profesionalmente»; es un tema de hombre productivo, constancia, voluntad y objetividad.

Puede que yo sea lento en unas actividades y más rápido en otras, en el finalizado 2016, te dije que había subestimado algunas cosas.

Y si bien, estoy contento por los resultados de este primer año y me han conocido más de veinte mil hombres de negocios con perfiles seleccionados por mí.

No todo es perfecto

Desde el inicio, estructuré los ejes temáticos y contenidos a dos años (algo que seguro te puede ayudar).

Y pude publicar, sin falta, las sagas originales que planifiqué (más de cuarenta artículos) de branding:

Incluida una categoría personal titulada Hombre Disruptivo, que hasta ahora, es donde más retroalimentación recibo.

Adicional, lancé en septiembre 2016 el pódcast con ahora más de 30 episodios disponibles en Apple Podcasts y cuando cumpla el año 1 te haré su balance.

Y por último, abrí con resultados inesperados (positivos), el programa de entrenamiento individual Hombre Pro.

Es claro, que si estuviera haciendo estas acciones en el sistema tradicional presencial, no hubiera obtenido ni el 10 % de los resultados por la misma inversión de tiempo y dinero.

Aún así, se me quedan temas por presentarte

Algunos pendientes del balance son libros electrónicos y videos. Son dos actividades en las que he venido invirtiendo tiempo y recursos (adicionales) para enriquecer los temas que te comparto. Y son el ejemplo; de que no siempre todo sale como lo planeas en tu iniciado.

Ten en cuenta los imprevistos y plantea alternativas

Esperaba finalizar el primer año con al menos un libro electrónico y lanzado el pódcast de video, ambas iniciativas me quedaron a punto.

La razón; simple, al solo bloquear 17 horas en mi calendario y no poder reducir la inversión de tiempo semanal en cada una de las actividades (sin bajar su calidad)

Me resultó un déficit propio de «cuando lo haces todo solitariamente». Debí reorganizar algunos compromisos para bloquear más horas en el calendario. De esta manera, en la próxima temporada podrás contar con más iniciativas.

Para finalizar

Estoy feliz por este primer año, y sobre todo, de contar contigo en este recorrido, espero que mi pequeño balance te anime a iniciar tu propio blog, pódcast o canal de comunicación digital para tu cliente genial si aún no lo tienes.

¿Fácil?, ¡no es!, planificación, una persona a la que ayudar, una marca personal de alto nivel, un mensaje específico y muchas ganas, para dar el siguiente paso.


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2