¡Despide tu vieja identidad!

¡Despide tu vieja identidad!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Despide tu vieja identidad!
/

Rompe la condena y elige en libertad ¡Despide tu vieja identidad!

Cuando te hablo de tu propia identidad inmediatamente piensas en inamovible, esencial, en que no la puedes cambiar porque dejarías de ser tú.

¡Error!, incluso, aunque conserves comportamientos de hombrecillo adolescente (espero que no muchos)

Tu conducta actual, está más bien alineada con códigos culturales que te indican «acertada o erradamente» lo que está bien o mal dentro de un contexto.

Y esos entornos, también cubren tu productividad personal, eje fundamental para lograr lo que te propongas con tu marca personal y negocio.

Porque si te digo (por ejemplo) que usar WhatsApp es contraproducente para tu rendimiento profesional, me responderás que no, porque ves a todos en tu entorno usándolo.

Y así puedes listar un sinnúmero de actividades que ejecutas a diario solo porque crees que forman parte de tu identidad, cuando en realidad le pertenecen a tu entorno (en su mayoría zombies).

Ahora, si piensas que tu identidad ya está jodida y como administrador de tu tiempo estás condenado al fracaso…

Soy portador de buenas noticias, porque una excelente opción para progresar rápidamente es despedirte a ti mismo y volverte a contratar creando y eligiendo tus propios códigos. Y para comenzar te traigo:

3 caminos para rediseñarte como un hombre prémium

  1. Reaprende
  2. Comprueba
  3. Reinventa

Reaprende

Así como aprendes a hacer algo ineficiente, puedes borrarlo de tus hábitos y hacerlo de otra forma, los conocimientos no son estáticos, puedes mejorarlos.

En eso radica ser un hombre libre; en tu autodeterminación para evolucionar con nuevas técnicas que faciliten tus objetivos, cuando no puedes elegir te quedas preso en un pasado permanente.

Como te he dicho en otros episodios, si hay algo peor que no pensar es seguir a los que tampoco piensan, pregúntate ¿Estás dispuesto a crear tu propio sistema?, puede que no y aquí termina la historia.

Comprueba

Después de estar determinado para aprender y diseñar tu sistema productivo, puede que necesites diferenciar un buen hábito de uno malo.

La fórmula es sencilla, si te ayuda a conseguir tus objetivos es bueno para ti y si te entorpece el recorrido es dañino.

El quid está en distinguir que un mismo hábito puede ser malo para ti y bueno para otra persona, y viceversa, comprueba lo que te está condenando a la improductividad.

Reinventa

Si quieres reinventarte y rediseñar tu propia identidad debes entrenarte para pensar y resolver, olvídate de ejecutar en automático sobre todo los viejos hábitos.

Por ejemplo, trata de crear nuevos servicios, productos y soluciones para tus clientes, recuerda la frase: Permanece aprendiendo para vivir progresando ¡Rompe la pereza mental!

Siempre será mejor equivocarte en libertad que acertar encadenado, para abrirle espacio a mejores oportunidades, elimina las que te distraen.

¿Qué puedes hacer ya?

  1. Actualízate con nuevas y más eficientes filosofías de productividad, si no estudias estás condenado a creer lo que te digan los demás
  2. Has un inventario de hábitos, lo que haces en el día, la semana y el mes para luego separar lo que es bueno y malo para ti
  3. Y por último, abre tu mente a inventar, mantenerte creativo te ayudará a pensar diferente, y si te equivocas, no hay lío, siempre puede rediseñarte a tu propia voluntad.

No se te olvide:

Rompe la condena y elige en libertad ¡Despide tu vieja identidad!

Renzo D’Angelo

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2