La felicidad del infeliz

La felicidad del infeliz

Hombre﹢
Hombre﹢
La felicidad del infeliz
/

Pretender instrucciones para ser un hombre feliz, es tan inverosímil como seguir el viento.

Ser un hombre feliz y exitoso, o construir negocios significativos es algo personal e individual, tal y como tu identidad.

Sin embargo, nos encantan las recetas detalladas, así desconozcamos si el prescriptor, realmente ha experimentado el resultado que esperas, o peor, si apenas funcionará para tu caso.

Llámalo desidia, miedo al riesgo, temor a perder tu tiempo en un recorrido incierto, yo prefiero llamarlo pereza mental.

Y no quiero decir, que esté mal conocer caminos, guiones y libretos alternativos de otros hombres que admiras, para nada, la inspiración facilita la ejecución.

Sin embargo, acostumbramos a preguntar a otros sobre su felicidad. La cuestión aquí es, ¿cómo puede ayudarte un infeliz con tu felicidad?, ¿qué puede decirte otro sobre tu éxito cuando siquiera comparte contigo la misma definición?

Y así llévalo a los negocios y a cualquier desafío que se te presente en tu desarrollo personal y profesional.

Las respuestas enlatadas son más apropiadas para actividades operativas, técnicas y metodologías comprobadas en una tarea de tu marca y negocio personal.

Por ejemplo, una técnica para crear y comerciar un producto, una estrategia para posicionar un negocio en internet, un modo de administrar mejor tu tiempo.

Los asuntos ideológicos, requieren de cuestionamientos, adaptaciones y procesos internos más complejos y alineados a tu ADN. Necesitas un mentor en lugar de un consultor.

¿Cómo pedir un mapa a quien desconoce tu destino?

Por eso, nunca preguntes a un hombre infeliz cómo ser feliz, porque tal vez en lugar de ayudarte te sumerja en sus preceptos, limitaciones y creencias sobre algo que él de por sí, desconoce.

Entonces, define tu felicidad fuera del concepto “comercial y colectivo” y sobre todo, de la mentalidad de alguien que nunca compartirá tu mismo destino.


3 respuestas a “La felicidad del infeliz”

  1. Toda la razón Renzo, basta ver, hasta en los supermercados, las guías para el éxito con las «n claves para ser feliz»… Y lo más simpático, es que provienen de autores tan jóvenes que me cuesta entender la trayectoria que tienen para enumerar con seguridad la receta. La felicidad es personal, y trabajar en ella requiere de un mentor, no un instructor.

    • Hey Guillermo, de acuerdo, necesitamos más individualidad, autosuficiencia y mejores referentes; simple y complejo al mismo tiempo. Un abrazo y seguimos conectados ⚡️

Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

"*" señala los campos obligatorios

Paso 1 de 2