Menos ocio, más placer

Menos ocio, más placer

Hombre﹢
Hombre﹢
Menos ocio, más placer
/

Centrar tu atención en lo que conduce a lograr tus objetivos, puede divertirte por más tiempo.

Gran parte de tu capacidad para avanzar y progresar está en tu disposición para planear y gestionar tus proyectos dilatando la recompensa.

Y claro, se escucha fácil, sin embargo, cuando te enfrentas al mundo real, con todos luchando por tu atención para venderte cosas inútiles, haciéndote creer que te lo mereces todo, es más difícil, ¿verdad?

La mayoría de las grandes industrias apelan a tu ego masculino como tu eslabón débil, y al final, terminas tu día insatisfecho y con la sensación de ser un hombre ineficiente.

Pues no hay cuenta bancaria que aguante, ni reloj con suficientes horas para conseguir lo que «supuestamente» debes tener y hacer para mostrarte como un hombre exitoso.

Entonces, ¿cómo nadar a contracorriente? Un modo de obtener mayor satisfacción en lo que haces, es terminar los objetivos que te propones y dilatar el ocio hasta pasado un periodo de tiempo.

Es decir, en lugar de premiarte inmediatamente terminas una tarea, diseñas una recompensa para un par de meses después de terminado el proyecto.

Y aunque parece básico, muchas veces ese sentimiento de decepción y de perder tus esfuerzos, viene de que quieres premiarte sin terminar.

Por eso, debes aprender a gestionar tu inteligencia, cuanto más controles tus deseos de ocio, más inteligente eres.

Prestando atención a lo que debes prestar atención podrás lograr tu cometido. No quiero decir que el ocio sea tu enemigo, al contrario, cuanto mejor lo distribuyes, más responsable serás con el consumo.

Además, sentirás mayor satisfacción por tu trabajo, porque más victorias se traducen en mejores resultados, y cuanto mejor planifiques tu tiempo de divertimento, tendrás la oportunidad de crear experiencias de mejor calidad para ti y los que te acompañen en tu viaje.


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2