¡Si confía te compra!

¡Si confía te compra!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Si confía te compra!
/

Si eres afín te entiende, si le agradas negocia ¡Si confía te compra!

Hay algo que siempre digo, y creo que me odian —por un momento— cuando lo afirmo, y es que «si tienes clientes malos es porque tú los atraes»

Y lo sé porque en mis primeros años como consultor de marca, por allá en 2004 me llegaban unos clientes, que yo decía, ¿qué hice en mi vida pasada para merecerme esto?

Y cuando miras en retrospectivo; si tienes clientes indeseados es una mala gestión de marca por tu parte.

Bien sea porque tu mensaje es deficiente, le hablas a todo el mundo, por facturar dices que sí cuando querías decir que no, un marketing cavernícola, en fin, una lista de variables del branding incorrecto que puedes evitar.

Y te puedes preguntar: Renzo pero ya tengo esos clientes y no puedo eliminarlos porque me arruino.

Si no eres un extremista como yo, puedes ir reemplazándolos con una estrategia controlada. Eso sí, en cuanto te lleguen clientes deseados, odiarás más a los indeseados, así que al arrancar hazlo rápido con estos:

3 conectores para ganar clientes geniales con tu marca personal

  1. Compatibilidad
  2. Amistad
  3. Vulnerabilidad

Compatibilidad

Piensa que selecto y rentable es mejor que mucho e improductivo, o así funciona una marca premium. Entonces pregúntate:

  • ¿Quién puede valorar más esos atributos especiales que tiene tu servicio?
  • ¿Qué es lo que realmente solucionas?, tiempo, tranquilidad, felicidad, prestigio, libertad, etc.
  • ¿Cuáles son los puntos que tienes en común con tus buenos clientes?

La afinidad, es una de esas características que conecta y desconecta, cuando generalizas tu producto, automáticamente desconectas, ¿cómo puedes simplificar lo que vendes para hacerlo compatible con los clientes que deseas?

Amistad

Aunque te parezca un ejercicio tonto, una buena manera de identificar las características:

  • Geográficas
  • Demográficas
  • Psicográficas
  • Comportamentales

Es observando a tus amigos, fíjate que todos no son iguales que tú, así sean contemporáneos contigo:

  • ¿Con cuáles te llevas mejor?
  • ¿Qué aficiones comparten?

Te ha pasado que tienes algunos amigos que se creen más amigos tuyos que lo que eres tú de ellos: allí puedes sacar pistas, ¿que tienes para conectar?, ¡investígalo!

Vulnerabilidad

Este conector no me cansaré de repetírtelo porque sé que en nuestro código cultural no es bien vista la vulnerabilidad de un hombre y por eso es uno de los enemigos del branding esencial.

La cuestión es, que no confiamos en la gente perfecta, te da mala espina, tienes que tener defectos, y aunque no lo creas las debilidades son conectores muy potentes tanto en las relaciones personales y comerciales.

Por eso, ¡sé un hombre real! para ganar su confianza, no quieras maquillarlo todo y tampoco esconderte en donde nadie te vea o sepa lo que piensas, y no refiero a que te vayas a vomitar tus odios y resentimientos en las redes sociales, hablo de sencillez, espontaneidad y humanidad en tu mensaje.

¿Qué puedes hacer ya?

  1. Las buenas negociaciones se basan en la compatibilidad de los involucrados, lista tus beneficios, mejóralos e investiga en detalle lo que solucionas.
  2. Mira a tus clientes como buenos amigos, escarba en tus relaciones personales e identifica patrones para atraerlos con tu estrategia de branding
  3. Prioriza tu desarrollo personalsin la perfección como meta, siéntete orgulloso también de lo que no eres y no temas ser el protagonista de tu propia marca, eso te conectará con clientes geniales.

No se te olvide:

Si eres afín te entiende, si le agradas negocia ¡Si confía te compra!

RENZO D’ANGELO

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2