Un buen crítico

Un buen crítico

Hombre﹢
Hombre﹢
Un buen crítico
/

Tu opinión sin acción, desestima la intención de tus juicios y revela tus mayores carencias.

Seguir el juego sucio de los hombres míseros, ignorantes y resentidos te vuelve, en el mejor de los casos, uno de ellos.

Con pocas excepciones suma, criticar y opinar sobre temas en los que no estás involucrado, en la mayoría de las situaciones resta.

Antes de publicar una crítica, piensa, ¿pidieron tu opinión?, ¿cuál es el objetivo de ese comentario?, ¿a alguien le importa?, ¿consideras el contexto y la realidad de lo que vas a criticar?

Incluso, cuando crees que estás emitiendo una crítica “constructiva”, en realidad, estás encubriendo algo que no te gusta, ¿cambia algo que no te guste?

En internet todo se sabe, si un cliente lee esa crítica reforzará la confianza que te tiene, potenciará el hombre que eres, o por el contrario buscará a toda velocidad cómo romper relaciones contigo.

Debes responderte tantas preguntas antes de emitir un juicio, que puede ser mejor quedarte callado, es más lo que desconocemos que lo que sabemos.

Y tus palabras reflejan tu realidad y lo que te falta, quizá; cultura, conocimientos, tolerancia, profundizar en las fuentes de lo que vas a hablar.

¿No puedes quedarte callado?, ¿necesitas criticar?, entonces asegúrate de ser un experto en la temática, no te disculpes por hacerlo, y has comentarios asertivos.

De lo contrario, piensa que la compasión es más poderosa que la crítica, y será mejor que centres los juicios en tus defectos.

Y a menos que te paguen por ello, habla menos y ejecuta más, ser un hombre crítico implica cuestionar creencias y ofender modos de pensar de inferior nivel.

O tal vez revelar tus más grandes debilidades, por eso, fortalece tu criterio y guarda las críticas para tus propias opiniones y para fortalecer tu marca personal.


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2