Una opinión

Una opinión

Hombre﹢
Hombre﹢
Una opinión
/

El hombre que no está dispuesto a cambiar sus opiniones, no está preparado para progresar.

Una opinión refleja tu modo de pensar en un momento dado, una opinión pone al descubierto tu cárcel de creencias sobre lo que estás opinando.

Una opinión revela a los otros; tu nivel de escolaridad, ignorancia y pericia sobre un asunto, una opinión puede hacerte brillar en la mente de los dormidos y rechinar en la de los más despiertos.

Una buena o mala opinión sobre algo que conoces (o ignoras), puede sesgarte sobre un tema e inmovilizarte para accionar en sentido contrario, por miedo a tener que cambiar tu opinión y reconocerlo ante los demás (golpe al ego).

Las opiniones oportunas pueden, por qué no, ayudar a otro hombre que la necesita, sin embargo, del mismo modo, pueden hundirlo en los límites de tus creencias más vetustas.

Por eso, piensa muy bien antes de dar, emitir, escribir y publicar una opinión, hay tantos juicios en juego (como los tuyos mismos al emitirla) que en la mayoría de los casos será mejor callarte y reservártela para cuando conozcas más de las variables involucradas.

Y si definitivamente «porque es tu área de mayor conocimiento» debes dar tu opinión, entonces piensa, que así como todo evoluciona, tus opiniones también son momentáneas, y posiblemente si conoces un poco más el nuevo contexto, verás cambiada tu interpretación y como resultado, tendrías otra opinión.

No es que esté mal dar opiniones, siempre que interiorices que lo más importante de una opinión, es que estés dispuesto a cambiarla.

De lo contrario, será una creencia que te limitará en tus ideas, marca personal, proyectos y negocios, porque recuerda; los hombres que no pueden cambiar sus opiniones más arraigadas no pueden cambiar nada en su vida, y menos en las de su entorno.


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2