Creando un blog masculino 2

Un blog masculino · II

Hace dos años inicié este blog y aunque ha llovido desde entonces, la esencia sigue siendo impulsarte.

Cuando inicias un blog generalmente conmocionas, o por lo menos así me ocurrió durante más de dos años que lo pospuse por diferentes motivos ¡Los famosos pretextos!

Una disyuntiva era si lo hacía con mi marca personal o con mi Estudio, de esto te di más detalles en el primer año por si quieres ahondar en el tema.

Por supuesto, me decanté por hablarte a título personal; es la mejor manera de conectar y permitirme ser un hombre real.

No quiero decir con esto que no sea una buena idea tener un canal de comunicación con tu marca comercial, al contrario, siempre que puedas y dispongas del tiempo para no abandonarlo hazlo, sin olvidar que las personas conectamos con personas.

Incluso, después de lanzar mi medio personal no deseché la iniciativa de hacerle un blog a Hombre Digital, solo que hasta no tenerte definido cómo puedo ayudarte sin caer en lo típico de los estudios de branding (100 % Ego), se quedará en solo planes, es más si te interesa que lo haga y te relate todo desde su inicio hasta el lanzamiento podría ser un buen motivador, ¿te llama la atención?

Volviendo a este segundo año, si bien he bajado un poco las publicaciones escritas, y esto tiene un motivo contundente; el pódcast se ha robado el protagonismo, y no es un secreto, te lo conté en su primer año.

Por otra parte, recientemente hice una encuesta con un grupo seleccionado de mi clan y la respuesta a su preferencia de contenido estuvo distribuida así:

Pregunta 4 – Encuesta Clansman 2018
Pregunta 4 – Encuesta Miembros del Clan 2018

Y aunque puede parecerte poca la diferencia entre los que prefieren el contenido en audio vs. texto, la realidad es que el pódcast supera por un 1000 % las estadísticas a los artículos en solo texto :@

Con este panorama sigo escribiendo y publicando porque los miembros del clan así lo quieren y además me gusta hacerlo, nunca podría crearte un audio, video o entrenamiento sin primero escribirlo.

Cuando inicias un canal de comunicación como un blog o pódcast lo vives en varias etapas para poner en orden tus ideas y luego si ayudar a los demás.

Te comparto cómo he manejado estas fases desde el inicio, quizá te puede dar otro punto para comunicarte con tu marca personal y comercial.

5 etapas para crear el contenido de tu blog

  1. Creación: Diseñas y creas el primer bloque de contenido, en mi caso lo hago por series de cinco ó diez artículos manteniendo un orden lógico y tema central (Marca personal para hombres).
  2. Promoción: Distribuyes el contenido «únicamente» entre personas que tienen el perfil de tu cliente genial, idealmente con campañas pagas muy bien segmentadas.
  3. Validación: Confirmas el interés de tu cliente genial en dicho contenido, haces ajustes de fondo o forma (dependiendo de su retroalimentación) y lo mejoras para la siguiente etapa.
  4. Ampliación: Llevas el contenido «mejorado» a diferentes canales, en mi caso; grabarlo en audio, video, tutoriales, libros, presentaciones, frases, etc.
  5. Profundización: Finalmente, ahondas en los temas que más generaron interés en la segunda y tercera etapa y repites el ciclo ,)

Es sencillo, sé que hay diferentes formas de hacerlo, este es el proceso que manejo, y si te fijas un poco en los contenidos que te he compartido estos dos años, ha sido así.

Puedes omitir que los contenidos tengan un orden lógico o que todos sean sobre un mismo subtema.

Yo lo hago así porque prefiero primero las estrategias sobre las tácticas, y creo que si no ejecutas una serie de acciones en un orden lógico no conseguirás resultados, también porque es la esencia de la construcción de una marca personal masculina.

Ahora si me preguntas: si iniciaras un blog hoy…

¿Qué harías diferente?

Mi respuesta sería: desde el día uno lanzaría el contenido en audio y texto simultáneamente, allí corres el riesgo de que cuando obtengas la validación de tu cliente genial hayas invertido mucho tiempo.

Aunque míralo así; si tu público objetivo no valida el interés en tu tema (que es de lo que sabes); aprendiste no solo a organizar tus ideas y escribir mejor si no a producir un pódcast y eso te servirá de igual forma para la siguiente etapa.

Otro punto importante es el tiempo, en mi caso, no me centro en el SEO, es decir, NO escribo para los buscadores y poco o nada me fio en ello, por lo que mis contenidos saldrán en la página cinco de Google.

Y sé que te preguntarás, ¿por qué esta insensatez? —creo que cuando te centras en los buscadores pierdes la esencia de una marca prémium y de un cliente genial, es mi punto de vista.

Cada vez que veo cómo debes escribir para satisfacer el posicionamiento orgánico siento que no sería yo el que escribe, y eso me desconecta del blogueo tradicional.

Adicional hay otra variable quizá más importante: La segmentación de tu nicho para crear un contenido atractivo.

Yo escribo para un hombre muy especial, que eres tú; y cómo buscarías lo que hablo en Google o por lo menos no buscarías los temas como los escribo, entonces perdería más tiempo espantando personas que atrayéndolas.

Prefiero escribirte a ti y divulgar «algunos» contenidos en las redes

Si algo ha cambiado en la estrategia del blog ha sido precisamente cómo lo promociono en las redes.

Si me sigues en alguna red habrás notado que todos los días publico algo, bueno eso está automatizado, yo realmente escribo para los miembros de mi clan, las redes para mí son secundarias y así deberían ser para ti.

Primero porque no me gustan (algunas) te roban el tiempo y segundo porque prefiero mi casa (blog y boletín), es más privado y con mensajes de mejor calidad en ambas vías. Llámame asocial, malhumorado, amargado o como quieras.

En todas las etapas de tu contenido debes sentirte cómodo y a gusto; como tomándote una cerveza con un amigo en la sala de tu casa.

Para lo que sí utilizo las redes es para promocionar el contenido, ¿con las publicaciones que ves a diario? ¡Nooo!

Con campañas pagas por supuesto, si no pagas por distribuir lo que escribes solo lo verá tu primo, tío o amigo, y si entre ellos está tu cliente genial perfecto, en la mayoría de los casos no lo está.

Por esta razón muchos blogueros terminan escribiendo sobre temas que no disfrutan o no forman parte de su pericia, para luego finalmente abandonar cansados de escribirle a Google.

Se centran en un posicionamiento orgánico de su conocimiento, si te vas por ese camino cada día te será más difícil crear y llegar a las personas deseadas.

Es preferible que elijas muy bien a quién quieres ayudar con lo que sabes o puedes llegar a saber, diseñes y crees el contenido y lo promociones únicamente entre personas con ese perfil y si hay interés, ¡avanza!

De lo contrario, retrocede, pregunta, corrige, publica y valida hasta que confirmes el interés, eso sí, siempre sobre los temas que domines y quieras crear.

Para finalizar

Puedes caer en la tentación de escribir sobre cosas que no dominas y eso no está mal siempre y cuando lo hagas aprendiendo ante la mirada de tu lector y disfrutes hacerlo, de lo contrario quedarás como un charlatán :@

Espero que esta reflexión te anime a publicar tu blog si aún no lo tienes o a reactivarlo si lo abandonaste.

Nuevamente gracias por acompañarme en este recorrido, no soy un experto en bloguear, simplemente uso este arte para llegar a ti cada semana, bien sea con un texto, audio, video o una simple frase para animarte a ser un hombre de alto nivel.


Comentar

Tu email no se publica. Dame tu gentileza ,)

Clan de hombres

Únete, y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal masculina como un hombre prémium.

"*" señala los campos obligatorios

Paso 1 de 2