¡Ejecuta en libertad!

¡Ejecuta en libertad!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Ejecuta en libertad!
/

Acepta tu responsabilidad ¡Ejecuta en libertad!

Es fácil culpar a los demás de tu ineficiencia, y más aún, cuando crees que el mundo conspira para verte como un hombre fracasado.

Cuando vives en función de los demás y piensas que de alguien allá afuera dependen tus logros personales y profesionales, tu irresponsabilidad te hace preso.

Y no me digas que no te importa en absoluto lo que piensen otros de ti, porque es una frase cliché que todos dicen y pocos cumplen a cabalidad.

Si así fuera, no llevarías una vida «parecida» a la de muchos hombres de tu entorno, es más, no tendrías siquiera gustos iguales a otros.

Eso quiere decir, que abrazas la identidad colectiva, por una razón; ser aceptado por los demás.

Y actuar en función de ser aceptado, es no hacerte cargo de tus decisiones y acciones para culpar a los demás de tu rendimiento deficiente.

Si lo evalúas a fondo, nadie te roba tu productividad, en realidad, no hay verdaderos distractores sino más bien inconsciencia. Robar tu tiempo, es como quitarle el dulce a un niño, y peor sí está dormido.

Entonces, si en lugar de quejarte, te responsabilizas de tus malas decisiones (así como te atribuyes las buenas) podrás reinvertir el tiempo que pierdes en tareas que desemboquen en resultados favorables para tu desarrollo y marca personal.

2 pactos para accionar a tu modo como un hombre prémium

  1. Atención
  2. Progresión

Atención

Presta atención a lo que prestas atención. Recuerda que lo que no suma resta, y lo que no te acerca te aleja de tu misión imposible, entonces, ¿qué roba tu atención en este momento?, ¿en qué inviertes tu tiempo?

¿Atiendes temas, ideas, sucesos relevantes y positivos para tu mejoramiento?, o por el contrario, ¿vives sumergido en conflictos, problemas y acontecimientos fuera de tu control y dominio?

Progresión

Las metas y los objetivos son inútiles por sí mismos, no logras nada ni avanzas en absoluto teniendo claro lo que quieres per se. Porque los resultados se consiguen con sistemas, procesos y acciones que requieren un estilo de vida.

Y esos hábitos que debes construir para actuar bajo tus términos, no son objetivos, son trabajo duro y sudor que no incluyen resentimientos y horas perdidas en ocio que el marketing te hace creer que te mereces.

¿Qué puedes hacer ya?

No se te olvide:

Acepta tu responsabilidad ¡Ejecuta en libertad!

Renzo D’Angelo

¡Hasta la próxima!


2 respuestas a “¡Ejecuta en libertad!”

Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2