¡Crea tu sistema operativo!

¡Crea tu sistema operativo!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Crea tu sistema operativo!
/

Extermina el reposo autodestructivo ¡Crea tu sistema operativo!

Cuando el entorno te obliga a desconectar, tienes dos opciones: entregarte al ocio que te mereces (porque el marketing te ha hecho creer que es así)

O aprovechas las reglas para romper el ciclo de la ineficiencia centrando tu atención en actividades productivas que te ayuden a progresar.

Eso si, antes de caer en la trampa de pensar que tienes un desastre con tu productividad personal porque nunca has encontrado la herramienta ideal, ¡detente!

Las herramientas, aplicaciones y ecosistemas de trabajo no fueron creados para darle sentido al hombre sin propósito.

Cuando quieres ser productivo para optimizar tu tiempo, y poder realizar todo eso que siempre se te ha quedado «pendiente» necesitas desintoxicar, restablecer, formatear y actualizar tu identidad, en lo que crees es en lo que resultas.

Y un buen sistema de productividad, no necesariamente tiene porque adaptarse a ti, esto no es un traje a medida, es una cuestión de evolución y transformación, no de personalización.

Ya luego cuando te vuelvas un experto en tu productividad y deseches los hábitos que te vuelven mediocre entonces si puedes hacer adaptaciones, antes no, mientras tanto, programa con estos:

3 patrones para redimir tiempo en tu marca personal

  1. Paridad
  2. Lenguaje
  3. Rendimiento

Paridad

Alinea las actividades con tu objetivo (asumiré que ya tienes uno), recuerda esto, los hábitos buenos son los que te acercan a ese objetivo, los malos te alejan de él.

Entonces, antes de siquiera definir la herramienta en donde vas a gestionar o qué cosa te sonará para recordarte de lo que tienes que hacer sin recordatorios, define la acción diaria que transformará todo.

Lenguaje

Cuando creas un sistema debes pensar en los códigos que lo regirán, es como el lenguaje de programación. Admite solo el tuyo.

Un hombre siempre debe saber responder «para dónde voy y quién viene conmigo» si cambia el orden estás jodido. Define las reglas, los horarios, ahora sí el lugar, las herramientas y accesorios (Internet y lo que trae tu dispositivo será suficiente).

Rendimiento

Prueba tu nuevo sistema, para rendir tienes que adaptarte, en vez de buscar que las herramientas se adapten a ti «parezca contraintuitivo» funciona mejor lo opuesto.

Por eso prefiero hacerlo al revés, busco la herramienta más simple (ojalá nativa del equipo) y me adapto a ella, eso me obliga a eliminar lo que sobra y a mantenerme minimalista.

¿Qué puedes hacer ya?

  • Con el objetivo en mente, desagrega una lista de tareas, para una o dos horas diarias, y busca la paridad con tu identidad, es decir, lo que refuerza tu sistema se queda, lo que relentiza se va.
  • Estructura el lenguaje de tu productividad, por ejemplo, yo uso iCloud, un iPad, un MacBook y un par de accesorios, no más, lo que no pueda hacer allí con internet todos los días de 5 am a 9 am queda eliminado.
  • Y por último, quizá lo más importante, adherirte sin desfallecer a tu nuevo sistema, no intentes que los sistemas se adapten a ti. El futuro te pertenece si usas tu ocio productivamente.

No se te olvide:

Extermina el reposo autodestructivo ¡Crea tu sistema operativo!

Renzo D’Angelo

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2