¡Céntrate en las acciones!

¡Céntrate en las acciones!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Céntrate en las acciones!
/

Deja de validar pasiones ¡Céntrate en las acciones!

Lo que no te extiende, te restringe y lo que hoy ves como tu propia identidad, probablemente te sirva menos que más.

Cuando centras tu mundo en tus pasiones, construyes sobre bases endebles, porque probablemente siquiera sean verdaderas.

Gran parte de tus pasiones no te pertenecen, las adheriste a tu vida porque las viste en tu entorno, porque te volvían aceptado y validado.

No eres libre si tus pasiones te dominan, así como no eres libre si tu guion te esclaviza en una identidad esperada, y no en una diseñada por ti.

Ser libre, es elegir lo correcto «no necesariamente lo esperado», por eso, si permaneces justificando tu mediocridad en una identidad autoimpuesta por tu entorno, no serán asertivas tus acciones.

Las pasiones, más allá de su definición rosa, son elecciones que se te facilitan por encima de las otras, a veces te hacen sentir inteligente, otras limitado.

En cambio, tus acciones sí que te definen como hombre, y así mismo potencian o restringen tu marca y progreso personal.

3 creencias restrictivas de un hombre prémium

  1. Preferencias
  2. Habilidades
  3. Identidades

Preferencias

Una pasión puede ser algo que “preferiste elegir” porque viste o alguien te inculcó, para repetirlo hasta sentirte seguro por hacerlo bien.

Lo que hoy defines como una pasión, puede limitarte, porque cómo crees que solo eres bueno en tus supuestas “pasiones”, entonces te ves malo en lo demás.

Una pasión validada (cuando muchos en tu entorno la tienen), forma parte de una identidad colectiva. Debes reflexionar si formar parte de esa masa, te define y te ayuda a conseguir tus objetivos.

Habilidades

Otra creencia limitante, es pensar que las habilidades que tienes para algunas tareas no son extrapolables.

Por ejemplo, si se te facilita comunicar, entablar una buena conversación, explicar conceptos complejos, probablemente se te facilite crear pódcast, videos, y hasta escribir en un blog.

Sin embargo, cuando infravaloras lo que se te da con facilidad y maximizas lo que se te dificulta, te vuelves un hombre mediocre.

Identidades

Las preferencias, las pasiones, y las habilidades definen a los hombres, y si tu identidad no te hace un hombre libre estás preso en el estándar.

Tu verdadera identidad resulta de restar la de todos los demás. Y si al sustraer te quedas sin nada, eres un panfleto con un mensaje ordinario.

Está bien buscar referentes fuera de tu nivel de conciencia, porque si solo te identificas con los hombres que piensan como tú, ¿cómo puedes progresar?

¿Qué puedes hacer ya?

No se te olvide:

Deja de validar pasiones ¡Céntrate en las acciones!

Renzo D’Angelo

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

"*" señala los campos obligatorios

Paso 1 de 2