¡Exprésate libremente!

¡Exprésate libremente!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Exprésate libremente!
/

Exponer tu pasión, te evitará posterior lamentación ¡Exprésate libremente!

Hablar de pasión, puedes interpretarlo como entusiasmo desenfrenado, en otros contextos como sufrimiento o drama y con el que más me identifico «preferencia y distinción»

Dicho en términos de tu marca personal, la pasión forma parte de tu ADN y es una brújula que revela tus inclinaciones y gustos.

Entonces, cuando te oprimes, callas y vives lo que tu entorno espera que hagas sin priorizar tus deseos, llega un momento en el que te estallas.

Esto en el código cultural también tiene fecha de caducidad en la famosa crisis de los cuarenta, o lo que yo definí como la mitad del camino.

Es un momento (socio cultural) en donde nos ponen una etiqueta más visible de «hombre exitoso o fracasado» dependiendo de tus resultados.

En ese momento, si lo permites, te sientes sin identidad (y esta es una de las razones por la que seguimos a los demás) para formar parte de algo y es aquí cuando comienzas a revaluar en retrospectivo tu recorrido.

No quiero decir, que sea tarde, porque siempre puedes reiniciar o reinventarte, la cuestión va de que al dejarte llevar por las sentencias de un entorno pobre y cuadriculado, terminas más deprimido que entusiasmado.

Y para liberarte anticipadamente aquí te resumo:

3 declaraciones para consagrarte como un hombre prémium

  1. Valorar
  2. Fusionar
  3. Manifestar

Valorar

Siempre ten una balanza virtual para determinar las tareas y acciones que te entusiasman, por tontas que puedan parecer a los demás.

Si estas actividades te retan y su vez te hacen perder la noción del tiempo y por otro lado te encuentras preso y aburrido en una profesión en la que solo disfrutas el pago, entonces es momento de sacar tu báscula.

Aunque vivir de lo que gusta no significa que no debes partirte el lomo para conseguir resultados, sí tiene más peso en tu realización personal.

Fusionar

Un obstáculo cuando quieres exteriorizar tu pasión es darte cuenta, de que no eres tan bueno, bien sea porque fallaste en intentos anteriores o porque configurar un servicio relacionado con tus gustos no tendría ningún distintivo en el mercado.

El valor aquí —y te lo he dicho en otros episodios— está en agrupar, interceptar o fundir temas que orgánicamente no estarían juntos.

Esta ha sido la estrategia de innumerables hombres de negocios que han logrado diferenciarse en un mundo saturado de todo lo que tengas aspecto de producto.

Manifestar

Para exponer tus preferencias, imagínate con una página de ventas: ¿Alguien compraría tu servicio?, ¿lo que ofreces ayuda?, ¿este alguien está dispuesto a pagar por ello?

Aunque la expresión de una marca personal eres tú, al momento de llegar a este punto —si quieres marcar— debes ser un hombre mejorado y experimentado.

La manifestación de una marca está llena de elementos del branding personal, y dependiendo de cómo los pongas a trabajar para ti le sacarás mayor provecho a tu exposición.

¿Qué puedes hacer ya?

  1. Dale significado a lo que es realmente importante para ti, y así podrás extender ese valor a los que te rodean
  2. Uniendo gustos, aficiones y experiencias puedes configurar una solución única con un mensaje que te identifique
  3. Y por último, eleva las banderas que representan tu verdadera identidad, libre de la contaminación externa podrás salir de tu embalaje más temprano que tarde.

No se te olvide:

Exponer tu pasión, te evitará posterior lamentación ¡Exprésate libremente!

RENZO D’ANGELO

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2