¡La incoherencia te vuelve ineficiente!

¡La incoherencia te vuelve ineficiente!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡La incoherencia te vuelve ineficiente!
/

Si tu esencia no coincide con tu apariencia ¡La incoherencia te vuelve ineficiente!

Cuando quieres sacarle partido a tu marca personal, bien sea para dar el mensaje correcto, influir en los demás, persuadir en un proceso comercial, liderar un equipo o simplemente lograr tus objetivos más personales.

Mantener un hilo conductor desde tu interior hasta el exterior —incluso sin estar presente— puede convertirse en uno de tus retos más grandes, porque no solo depende de ti, sino del entorno y como las demás personas te interpretan.

Lo cual hace, que mantener la consistencia en toda la historia sea complejo, por eso prefiero siempre hablarte de coherencia.

Y más cuando los modelos b2b y b2c han quedado caducos en el tiempo para darle paso a modelos más orgánicos como el Human to Human (h2h) en donde tu esencia como persona forma parte fundamental de la narrativa de tu marca.

Incluso si manejas una marca comercial / corporativa. Como profesional independiente o desde un small business debes aprovechar esta ventaja: Eres humano y eres diferente a cualquier otro.

Y si tu cliente objetivo te compra a ti probablemente no esté buscando una relación comercial acartonada, fría y sin sustancia para lo que vendes.

Por eso, te quiero mostrar cómo puedes fortalecer la relación entre tu esencia y apariencia para conectar y vender mejor.

2 sincronizadores de la esencia y apariencia en tu marca personal

  1. Humanidad
  2. Profesionalidad

Humanidad

Lo que antes era percibido como una debilidad, porque te hacía ver pequeño, sin infraestructura, demasiado artesanal para hacerme entender.

Es ahora una ventaja que hasta las grandes corporaciones quieren emular.

El cliente de hoy sabe que si eres muy «empresarial» y con una gran estructura el trato será distante e impersonal y adicional la inversión se escape de lo que él puede pagar.

Entonces, aprovecha mostrarte como el hombre real que eres, eso sí, no vas a llevar invitados a tu casa estando todo sucio y desordenado, ¿verdad?

Trabaja en tu mentalización, desarrollo personal crea un estilo único, para que tu cliente se relacione con un hombre de alto nivel.

Profesionalidad

Humano no quiere decir aficionado, al mostrarte como la cara visible de la marca en tu web, redes y tratar directamente con el cliente, no debes dar un mensaje improvisado.

Esfuérzate porque tu apariencia exterior comunique el mensaje interior, ¿cómo?

Configurando una identidad que te represente, un entregable acorde a tu nivel y por supuesto una web que te ayude a comunicar no solo el mensaje que quieres dar si no la calidad de lo que sabes.

Cuando tienes que dar muchas explicaciones es porque tu proceso comercial está colmado de incoherencias y eso créeme te vuelve un hombre ineficiente.

¿Qué puedes hacer ahora?

  1. No te acartones ni te escondas detrás de un logo «corporativo» muestra lo humano que eres, arriésgate a opinar, decir lo que piensas a mostrar tu vulnerabilidad.
  2. Resalta que detrás de ese hombre real también hay un conocimiento técnico y la experiencia necesaria para la calidad que dices manejar.
  3. Y por último, encuentra el balance, ni muy folclórico ni demasiado formal, mejor auténtico y confiable.

No se te olvide:

Si tu esencia no coincide con tu apariencia ¡La incoherencia te vuelve ineficiente!

RENZO D’ANGELO

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2