Realidad; la verdad de un hombre

Realidad; la verdad de un hombre

Hombre﹢
Hombre﹢
Realidad; la verdad de un hombre
/

Saber que parte de ti te será útil en el camino y cual deberás desechar, te facilitará la senda.

Saber en qué punto estás sin pensar para dónde vas, te hace conocedor de tu realidad. Una realidad actual, que debe mostrarte con todas tus fortalezas y debilidades, con esas verdades que odias que te digan pero allí están y no se van.

La realidad que te acompaña hoy

A diferencia de tu autoevaluación, donde te hablé de tus 2 realidades, la actual y la proyectada, aquí quiero que te centres en la actual.

Para poder cambiar tu realidad, primero debes conocerla a fondo. Saber a qué debes dedicar mayor esfuerzo; te volverá eficiente con tu marca personal.

Si bien con retrospectivo hiciste un recorrido sobre tus pasos, debelando tus luchas internas y en introspectivo objetaste tu visión como hombre de negocios.

Con realidad, es donde desciendes al nivel del suelo y haces un inventario de tu carga: Un equipaje que se irá volviendo liviano o más pesado según tu evolución, inteligencia y astucia como hombre de negocios.

Cuando sientas que todo anda muy rápido ¡Tú eres el que va lento!

Hacer una radiografía de tu realidad te será fácil o complejo, dependiendo de que tanto te autoconozcas.

Este autoconocimiento, muchas veces depende de ejercicios muy sencillos, puedes usar los que prefieras.

Lo importante, es que puedas hacer una fotografía de tu realidad actual ¡Tú verdad!

En el branding esencial, el poder reflexionar sobre tu realidad como hombre, emprendedor y luchador.

Te dará herramientas, que te facilitarán una marca personal imponente. Analízalo así:

3 estados de tu realidad como hombre prémium

  1. Hombre
  2. Emprendedor
  3. Luchador

Hombre

Según tu entorno; qué esperan tu familia, amigos y pareja de ti, no solo como hombre de negocios, sino como hombre en lo personal.

De acuerdo con lo que esperan esas personas y aún no “cumples”, podrás saber lo que definitivamente es tu realidad actual.

Como te lo dije en el código cultural de un hombre de negocios, puede que esas personas no esperen lo mismo de un hombre que de una mujer.

Y así mismo, el recorrido para llegar a la marca personal que deseas tampoco sea igual. Ya, ¿en mente?, pasa al siguiente.

Emprendedor

El camino del emprendedor, puedes infravalorarlo o sobrestimarlo, dependerá de tu realidad.

¿Eres un hombre de negocios, para el que emprender es orgánico y forma parte de ti?, o por el contrario, ¿Eres inexperto y nunca has dado el paso completo como independiente?

Emprender no necesariamente está relacionado con crear un negocio. Incluso, frecuentemente entreno a hombres de negocios que únicamente inician el manejo estratégico de su marca personal para “emprender” dentro de sus trabajos.

Hacia mejores cargos o cambios de empleo, por supuesto, que el objetivo siempre será el mismo:

Venderse mejor, venderse prémium. De contrario no tendría sentido.

Luchador

Es muy fácil creerse luchador, sobre todo si tu guion cultural te pone como «emprendedor víctima», que debe sufrir para conseguir cada meta.

Un luchador, en la realidad es un combatiente, aunque no necesariamente sufre en sus batallas, puede incluso, disfrutarlas y hacerlas su motor de vida.

En tu caso, ¿disfrutas esas batallas o por el contrario son parte de lo que odias al emprender?

No es lo mismo ser un combatiente por inercia que por voluntad.

Míralo como salir a una guerra por voluntad propia para defender tu país o si fueras obligado porque no tuviste otra opción.

Ahora, sin compararte

Piensa y escribe, ya sabes en tu smartphone, tablet o laptop así:

  • 5 debilidades
  • 5 fortalezas

Hazlo en tus 3 realidades, como hombre, emprendedor y luchador. Recuerda, que las debilidades y fortalezas son al momento que haces el escaneo de tu realidad.

Al igual que en introspectivo, no hagas valoraciones de los resultados, nada de los escribas será bueno o malo.

Simplemente te permitirá tener las piezas completas para el rompecabezas que será tu marca personal.

Esto no termina aquí; teniendo claras tus 3 realidades anteriores, debes sumar 2 más:

  1. Habilidad
  2. Capital

Aunque, las dejo al final, no quiere decir que sean menos importantes.

Tener habilidad para hacer ciertas cosas y el capital para ejecutarlas, podrán ser determinantes en la construcción de una marca personal imponente.

Para mi construir una marca personal estratégicamente jamás será gratis:

  • Inviertes capital para contratar a profesionales que te ayuden
  • Tienes o desarrollas las habilidades para hacerla por tu propia cuenta

Siempre habrá una relación directa entre el tiempo que debes dedicarle a tu marca y el dinero que te costará si subcontratas las actividades.

Habilidad

Las habilidades están relacionadas, con tus competencias, destrezas y práctica para hacer las cosas.

En la marca personal necesitarás hacer más o menos cosas técnicas dependiendo de tu objetivo.

Esas cosas ¿quién las hará?

  • Tienes o debes adquirir las habilidades para crear, transformar y administrar tu marca personal.
  • Contratarás a terceros para que desarrollen las actividades o para que te enseñen a hacerlo.

Contrasta las habilidades, con el tiempo que dispondrás para desarrollar tus objetivos, esto te permitirá no abandonar a mitad de camino.

Tu inventario desde una perspectiva «actual» te será útil en esta realidad.

Capital

Si bien el capital lo podrás necesitar para adquirir las habilidades en ciertos temas. También debes tenerlo en cuenta, para proyectar el alcance que tendrá tu marca.

No será lo mismo si tu capital es (0) y tú debes desarrollar cada actividad sin recibir ayuda.

O si puedes contratar personas que te guíen en las actividades o incluso puedes contratar que hagan las más complejas por ti.

En cualquiera de los dos casos, necesitarás capital ($).

Sé que te puede parecer obvio que debes tener habilidades y capital, sin embargo, la cuestión es calcularlo:

Las habilidades las valoras en el tiempo que dispondrás para desarrollar todas las estrategias del branding personal.

Y el capital lo valoras en el dinero que dispondrás para invertir en tu marca.

Como esto es una radiografía y forma parte de la realidad, no valen proyectados, para potenciar tu marca personal, debes definir (Tiempo y dinero) al momento que haces este análisis.

Así podrás en los siguientes drinks plantearte acciones para lograr lo que necesitas.

Después de hacer el análisis de los 5 estados de tu realidad, respóndete las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo puedo mejorar mis habilidades?
  • ¿Cómo convierto mis debilidades en fortalezas?
  • ¿Qué miedos me detienen en mi realidad actual?
  • ¿Qué estoy dispuesto a cambiar, para impactar mi realidad?

En cada respuesta identifica tus debilidades y fortalezas y prepárate para el siguiente drinkAcción.

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2