¿Tienes malos hábitos?

¿Tienes malos hábitos?

¡Y qué hombre no!, la cuestión es si los «aferras» a tu identidad o los revelas como tus enemigos.


Una mala costumbre, forma parte de tu rutina y termina creando un vicio, entonces, ¿qué diferencia un hábito positivo de uno negativo?

Sus beneficios, los hábitos son individuales, lo que es bueno para ti puede no serlo para mí, ¡nos beneficia diferente!

Aunque actuar distinto que los demás no te vuelve un hombre especial, hacer lo mismo te vuelve uno ordinario.

Si te aferras a costumbres colectivas, porque los demás las abrazan como parte de su identidad, eleva tu nivel de conciencia preguntándote, si esos “demás” buscan los mismos objetivos que tú.

Probablemente ellos sean felices siendo zombis, sin embargo, si esperas algo más; deja ir esas costumbres que te atan a la mediocridad y avanza con hábitos que te ayuden a progresar.

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2