Tu validación

Tu validación

Hombre﹢
Hombre﹢
Tu validación
/

El potencial de un hombre se trunca, cuando su seguridad depende de la aprobación de alguien más.

Si prestas atención, temes desprenderte de lo que “crees” que te pertenece, lo ves como trofeos ganados por tu esfuerzo y trabajo duro.

Un poco de marketing, un poco de víctima y un poco de ego, todo juntado para producir una imagen comercial del hombre que deberías ser.

La premisa es; eso que supones que te pertenece, ¿realmente es tuyo?, ¿los objetos y personas que te rodean son tus trofeos?

Los logros que te validan ante los otros hombres, ¿realmente te validan como hombre y confirman tus capacidades?

¿O son solo mensajes de marketing para hacerte consumir más y ser más dependiente de estímulos masturbatorios que solo buscan hacerte ver como un hombre útil y exitoso?

Por eso, y más allá de lo que siempre escuchas sobre la validación social, el cuestionamiento es, ¿tú mismo te validas?, ¿te sientes suficiente?, ¿admiras tus capacidades y las potencias con tu esfuerzo permanente?

Estos cuestionamientos son los que marcan lo que eres y no eres capaz de hacer, cuando esperas la opinión de otros para accionar, actuar en consecuencia y entonces, lo que crees que es tuyo, realmente no lo es (le pertenece a alguien más).

Míralo así, siempre, digamos lo que digamos, nos comparamos, esperamos la validación de otros hombres, buscamos estatus, pues forma parte de nuestra masculinidad.

La dificultad es que tu validación personal, dependa de lo que piensan esos demás en primer lugar.

Y lo peor de todo, es que lo que realmente es tuyo y forma parte de ti y tu potencial, no lo veas con tus filtros defectuosos.

Así, te desaprovechas por estar buscando poderes afuera, cuando el poder de un hombre también radica en su propia y genuina validación personal.


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2