¿Qué te estás cuestionando?

¿Qué te estás cuestionando?

Si no «objetas» el guion que sigues, no podrás tener mejores resultados que los de otro hombre ordinario.


Hazte preguntas difíciles, inicia con las que te planteo en cada episodio, para luego incomodarte más descifrando cuál es el libreto que sigues y por qué lo persigues.

Algunos interrogantes te parecerán tontos con respuestas vagas, sin embargo, cuánto más profundices te vuelves un hombre más inconformista subiendo el listón de tus acciones.

Los mejores cuestionamientos, resultan en acciones más inteligentes y soluciones de mayor calidad.

Si no objetas nada acerca de tus gustos, hábitos y creencias, sentenciando que así eres y ya, tu afán por encajar superará tu progreso y obtendrás resultados limitados.

En cambio, si diariamente te cuestionas algún comportamiento que hagas similar a otros, te será más fácil irrumpir con un distintivo colorido en un entorno saturado de blanco y negro.

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2