Táctica; la maniobra de un hombre

Táctica; la maniobra de un hombre

Hombre﹢
Hombre﹢
Táctica; la maniobra de un hombre
/

Las pequeñas acciones son las que te permitirán volverte un hombre más lucrativo con tu marca.

La táctica, es en donde comienzas a ejecutar tareas para impactar ese análisis que hiciste al comienzo del recorrido.

Abre la mente; para mejorar el «cómo hacer» las cosas ahora, primero debes estar inconforme con tu rendimiento actual.

Piensa… sí estuvieras conforme con los resultados ¡No estarías siquiera leyendo este artículo! Con la táctica, siempre puedes mejorar y optimizar.

Haz lo que quieras, cuando y con quien quieras ¡Sé el amo de tu vida!

Teniendo claro tu propósito y de acuerdo con el objetivo que hayas trazado con tu marca personal, bien sea:

  • Mejorar la credibilidad de una marca comercial
  • Rediseñar tus servicios prémium
  • Lanzar un nuevo entregable
  • Emprender solitariamente
  • Cambiar tu ruta profesional
  • Fortalecerte comercialmente

Dependiendo un poco de tu caso, la táctica y por consiguiente las acciones que debes ejecutar tendrán variaciones y deberás hacer más o menos cambios.

Empleado vs. Independiente

A pesar, que puedes llegar a pensar de forma errada que el branding personal es para emprender solitariamente, nada más lejos de la realidad.

Mejorar las condiciones laborales, es una de las motivaciones más comunes en la construcción de una marca personal masculina auténtica y eficiente.

Seas empleado, tengas una marca de negocios o te vendas como emprendedor independiente, te funcionará empezar por hacer una revisión a fondo de las actividades relacionadas con tu «micro tiempo»

Del «macro tiempo» te hablaré en la técnica, porque si bien; puedes intervenir las distancias y las actividades sociales del «macro tiempo»

En las actividades del «micro tiempo», es en donde conseguirás espacio rápido, interviniendo sus:

2 ejes con 8 tácticas que cambiaran tu productividad personal

  1. Interactivas
  2. Individuales

Interactivas

El objetivo: Reducir un 50 % en el tiempo que inviertes a estas 4 actividades mejorando la táctica:

Redes sociales

Elimina «completamente» tus perfiles de las redes sociales que poco usas, no tiene sentido que estés por estar y menos si dicha red no le aporta valor a tu marca.

Quédate con las principales, por ejemplo, Twitter, LinkedIn y Facebook.

En todas, limpia tus fuentes de información, es decir, elimina todas esas páginas y perfiles que no te aportan nada y deja de seguir a todas las personas que publiquen basura y mensajes desagradables.

Correos

Tal y como te lo mostré en herramientas, unifica todos tus correos personales en uno solo, el que mejor te represente y pertenezca al ecosistema de tu dispositivo, por ejemplo; algo simple como iCloud.

En esta etapa no podrás unir el correo personal con el de trabajo si eres empleado, aunque si te ayudará manejarlos en la misma aplicación, por ejemplo Mail.

Si te quedan 2 (trabajo + personal), en ambas; date de baja de todos los boletín que no te aporten valor y sobre todo los que pertenecen al correo no deseado.

En la mayoría de ellos en la parte inferior conseguirás un enlace para eliminarte.

De lo contrario márcalos como no deseados y crea una regla lógica que los mande directo a la papelera, es muy fácil.

Mensajería

Las aplicaciones de mensajerías son geniales y cada una tiene algo fantástico para mantenerte comunicado, aunque se pueden convertir en tus ladronas del tiempo.

Deja máximo dos, en mi caso uso iMessage, me mantiene libre de basura y sobre todo comunicado objetivamente.

Y aunque tengo Telegram, no me agrego a grupos, la tengo sin notificaciones y bloqueo de llamadas entrantes, eso te puede ayudar para que la app no te maneje a ti.

Con las mensajerías la clave es entender, que deben pertenecer a tu comunicación asíncrona, si les das un uso síncrono, te puedes enloquecer.

Teléfono

Las llamadas de voz, son uso avanzado, es decir, para librarte de ellas deberás aplicar varias subacciones, y dependiendo de que tanto decidas sobre tu tiempo te será más fácil o complejo.

Si no puedes eliminar las llamadas «síncronas», que son las indicadoras de que no eres dueño de tu tiempo, sino que los demás lo son, te puede funcionar:

  1. Cambiar el número para evitar llamadas inoportunas
  2. Al cambiar el número habilita el identificador de salida privado.

Ahora, de nada te servirá si haces este cambio y luego pones tu número en todas partes, en mi caso no uso teléfono, aunque puedo entender que es complejo cuando eres empleado. De lo contrario, es simplemente una decisión.

Individuales

El objetivo: Reducir un 50 % el tiempo que te consumen estas 4 actividades mejorando la táctica:

TV

Elimínalo por completo, por lo menos la televisión tradicional «síncrona» el posicionamiento mundial de los contenidos «bajo demanda» se ha dado precisamente para que seas tú quien elija qué consumir y en qué momento y no que un TV maneje tu tiempo y lo que ves.

Como consejo extra; elimina los contenidos amarillistas y populistas de tu país, te aportará un tiempo adicional para ti y una desintoxicación mental, ¡ya lo verás!

Internet

Te puede elevar o te puede hundir, es uno de los canales más poderosos, sino el más. Ahora si el tiempo que inviertes allí se reduce a mirar basura, solo te aportará frustración.

Dependiendo de qué tantas horas dediques a consumir contenido en internet, puedes hacer 2 cosas:

  1. Invertir el mismo tiempo y cambiar el contenido
  2. Aumentar el tiempo con contenido seleccionado

Lo más importante es ¿En qué inviertes tu tiempo?

En vez de pasártela viendo gatos en Facebook o quejas de resentidos en LinkedIn; serás más productivo si lees contenido de valor.

El internet es fantástico, tú eliges qué, para qué, cuándo y en dónde ¡Aprovéchalo!

Leer

La lectura es igual que el internet, si tus contenidos son de farándula y noticias locales, a menos que tu marca esté centrada en eso, no te aportará nada.

Da un pequeño giro, por contenido estratégico que aporte a tu marca y mentalidad.

Con leer me refiero más a libros electrónicos que a otra cosas. Si vienes del sistema tradicional físico (Como yo), el primer paso será que migres al sistema «actual» digital.

La buena lectura esta asociada a nuestro estado de ánimo, y a menos que cargues una tonelada de libros a tu espalda para escoger que leer en cualquier momento, será más eficiente en digital.

Al inicio, el sistema digital te costará un poco (Si no estás habituado), pero créeme, todo es costumbre y eso será hasta que leas el primer libro electrónico de trescientas páginas.

Luego cuando veas que puedes hacer una lectura a otro nivel, no volverás al sistema antiguo, a menos que seas un hombre cavernícola.

Escuchar música

No puedo vivir sin escuchar música y a pesar de ello, hice un gran cambio en la cantidad de música que escucho a diario.

Del 100 % de la música que podía escuchar en un día —gradualmente— fui reemplazándola por pódcast de estrategias y desarrollo personal.

Me funcionó tan bien, que luego creé mis propios pódcast, pues descubrí un medio genial para aprender mientras hago otras actividades.

Al inicio, puedes reemplazar 50 % de la música por pódcast y luego vas aumentando en la medida que te vayas enganchando con este fantástico medio.

Ahora, únicamente escucho música cuando estoy creando contenido, porque necesito concentración al 100 % de resto pódcast, como en un 80 %, ¡inténtalo!

Tiempo asíncrono y síncrono

Esto no es una receta corriente, lo que te he compartido, ha sido centrado en mi experiencia personal y entrenamientos, sin embargo, tu caso es único e individual.

—Vuelve y juega— si quieres ser dueño de tu tiempo, primero evita que «entes externos» lo dominen sin tu consentimiento.

En tal caso, reduce todos los medios «síncronos» (en vivo y tiempo real) y aumenta los «asíncronos», allí está la clave.

Para que realmente seas dueño de tu tiempo y seas tú el que decida en qué momento haces esto o aquello, simplemente traslada lo que más puedas al tiempo asíncrono (bajo demanda), en donde tú decides, qué, cuándo y cómo accionar.

Mejorar tu táctica te convertirá en un hombre de negocios más efectivo y te preparará para la siguiente herramienta: Técnica.

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2