¡Vende menos; soluciona más!

¡Vende menos; soluciona más!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Vende menos; soluciona más!
/

Aporta valor y degrada lo demás ¡Vende menos; soluciona más!

Usa tu mezcla de hombre premium para resolver los problemas de tus clientes, no para solventar tus problemas.

Esto no me cansaré de repetírtelo así sea un fastidio, porque es fundamental en un proceso comercial actual y más si tienes una pequeña marca, negocio y producto:

A tu cliente no le interesa tu ego desbordando autobombo en tus productos, no le importa si tienes problemas financieros, si necesitas vender, ni tampoco si tu vida es un drama o estás tratando de validar algo socialmente.

A tu cliente le interesa lo que tú puedes hacer por él, dicho de otra manera, cómo le puedes ayudar, y dependiendo de tu autenticidad confiará en ti y te comprará.

Si manipulas este proceso, y fomentas una negociación desbalanceada en donde tú o tu servicio no resuelve lo que tu cliente necesita, tarde o temprano la cuerda se romperá y perderás la relación comercial.

Y ya sabes que es más costoso conseguir un nuevo cliente que ayudar a uno actual, ¿verdad?

Entonces, dale la vuelta a tu mensaje y deja de hablar de ti y de nosotros y de todos tus logros y éxitos que a nadie le importan, y pon la cara comunicando a esa persona como puedes ayudarle con beneficios, soluciones y valor.

Dile cómo tu experiencia puede ser clave en las dificultades que tiene ahora, y verás que comenzarás a captar mejores clientes, y con esto puedes complementar:

2 destrezas para salvar a tu cliente como un hombre prémium

  1. Explorar
  2. Traducir

Explorar

Si quieres aportar soluciones «valiosas» para tu cliente genial; debes investigar a la persona como tal y a su entorno, esto ya te lo contado en diferentes episodios.

Vuélvete un experto, en su estilo de vida personal y profesional, así podrás conectar con él auténticamente, ¿te da pereza?, entonces no te quejes y sigue vendiendo productos mediocres a un precio bajo.

Cuanto más dedicado seas, mejor investigador serás. Debes pensar como un sastre haciendo un traje a la medida que le quede perfecto a varias personas, ¿complejo?, por supuesto, de lo contrario cualquiera tuviera un servicio prémium.

Traducir

Ahora, con todos los datos «cualitativos y cuantitativos» de tu cliente, debes hacer una interpretación magistral para lograr traducir sus dificultades en soluciones apetecidas y por las que esté dispuesto a invertir.

Fíjate lo que importante que es empatizar; porque si es difícil ponerte en los zapatos de personas como tú, imagínate lo complejo de ponerte en los que no tienen nada en común contigo.

Por eso, me encanta hablar de amigos y la frase que «si le hablas a todos no le hablas a nadie», porque es como tratar de traducir beneficios que le sirvan a todo el mundo, y a menos que vendas low-cost andarás perdido.

¿Qué puedes hacer ya?

  1. Fortalece tu identidad y sobre todo tu autoidentidad para identificar pares con dificultades y retos similares a los tuyos
  2. Vuélvete un detective de inconformidades, fallas y retos que afronten tus clientes en su estilo de vida personal y profesional
  3. Y por último, descifra —apoyado en tu propia experiencia— los remedios de cada dificultad relevante para alivianar la carga de tu cliente genial.

No se te olvide:

Aporta valor y degrada lo demás ¡Vende menos; soluciona más!

Renzo D’Angelo

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

"*" señala los campos obligatorios

Paso 1 de 2