¡No basta con ser tú mismo!

¡No basta con ser tú mismo!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡No basta con ser tú mismo!
/

Domina tu egocentrismo ¡No basta con ser tú mismo!

Ser un hombre con una identidad personal original, puede desviarte del objetivo principal y hacerte ególatra de una versión perjudicial.

En otras palabras, ser un pendejo motivado no te ayudará a conseguir mejores resultados.

Por eso, ser como eres y ya, puede frenar tu rendimiento personal y profesional en lugar de acelerarlo.

Y es que con este bombardeo de mensajes incitándote a mostrarte vulnerable y sin una fachada social puede confundirte.

Incluso, siempre te comparto diferentes perspectivas sobre ser un hombre original, sin embargo, con la premisa de potenciar lo «mejor» que tienes para dar a los demás, tu famosa «mejor versión».

De lo contrario, te chocarás de frente, porque los gurús «desocupados de la verdad» te escupirán en la cara lo imbécil que eres (según ellos).

Y aunque, lo que digan debe tenerte sin cuidado, el problema viene cuando «tienen razón», cuando tu ego te enceguece y no puedes ver cómo te estás equivocando.

Entonces, aunque el ego masculino es genial en diferentes aspectos porque nos mantiene seguros en situaciones en las que de otra forma no actuaríamos, y por eso, debemos abrazarlo en lugar de rechazarlo.

Gestionarlo inteligentemente puede ayudarte a crear una identidad personal más avanzada.

Al final, un ego bien manejado te vuelve un hombre más asertivo, y puedes conseguirlo librando estos escollos.

3 obstáculos a vencer en tu identidad para ser un hombre prémium

  1. Convicciones
  2. Temores
  3. Complejos

Convicciones

Tus convencimientos pueden darte una seguridad peligrosa, porque, aunque te motivan a actuar, también a desconocer las necesidades de los que quieres ayudar.

Aquí la dificultad no es tu seguridad, sino la validez de lo que piensas, el relativismo es enemigo de la realidad.

Temores

Las corazas alrededor de tu verdadera identidad, provienen de tus miedos más profundos, y sin buen gestionamiento te paralizarán en los momentos decisivos.

Gestionar el miedo está relacionado con ejecutar las acciones correctas aún en su presencia, porque no se irá.

Complejos

Tanto si eres un acomplejado, que solo te ves como un hombre por debajo de los demás, como si eres un ególatra tendrás dificultades con tu identidad.

En la primera te creerás víctima de juzgamientos y persecuciones constantes, y en la segunda, atropellarás a todo el que se te cruce sin vacilar.

¿Qué puedes hacer ya?

No se te olvide:

Domina tu egocentrismo ¡No basta con ser tú mismo!

Renzo D’Angelo

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

Paso 1 de 2