¡Vuélvete un anormal!

¡Vuélvete un anormal!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Vuélvete un anormal!
/

Fuera del patrón está tu diferencial ¡Vuélvete un anormal!

El valor de lo que sabes no está precisamente en tu experiencia sino en lo que haces con ella.

Cuando normalizas tu marca al estándar del mercado, dicho de otro modo «a lo que se usa» corres el riesgo de pasar desapercibido; y ya sabes que los clientes de alto nivel le huyen a los huevos tibios.

Entonces, ¿cómo resaltar tus diferencias si caer en lo indeseado?, ¿qué reglas seguir para ser un hombre distinto?, ¿cuáles son las características de un servicio más selecto?

Las respuestas a estas preguntas «antes de definir cualquier estrategia» recaen en tu mentalidad, creencias y la aversión que tengas a defenderte constantemente.

Me explico; una de las razones por las que nos “normalizamos” personal y profesionalmente, es para encajar y estar más cómodos.

Porque si no estás acostumbrado a defender permanentemente tu punto de vista «de tipo raro», y te da flojera pelear con el mundo (como dicen), entonces te rindes y haces lo mismo que los demás para no incomodar y sobre todo para no gastar energía.

El problema con esta actitud de perdedor, es que luego ganar la atención «con similitudes y pocas diferencias» de las personas que buscan algo prémium será una odisea, ¡no resaltarás del rebaño!

Por eso, te comparto algunas maneras de salirte del molde para llegar a quienes buscan algo especial «y están dispuestos a pagar por ello».

3 criterios para destacar con tu marca personal

  1. Mezclando
  2. Profundizando
  3. Divulgando

Mezclando

De esto ya te he hablado en otros episodios; en vez de centrar tu distintivo en una habilidad, intercepta dos o tres fortalezas y conseguirás una mezcla única.

Ahora, esto no quiere decir que combines actividades productivas en las que seas mediocre, debes ser bueno en cada una de ellas por separado, solo que no eres un genio para hacerme entender.

El resultado debe ser una solución «particular», que tenga un espacio en el mercado y con la que puedas des-normalizarte.

Profundizando

Otra alternativa para ganar atención en tu marca y construir adeptos exigentes, es profundizar en soluciones que ya hay superficialmente en el mercado (separadas).

Entonces, tu diferencial puede partir de la mezcla y completar su atractivo con los niveles de especialización que manejes.

Es decir, tú llegas más allá con mayor conocimiento y profundidad del tema que otros competidores y colegas.

Divulgando

Para completar la triada, los escenarios en donde te muevas también pueden ser una clave para romper el patrón del hombre común.

Si aún con la mezcla y profundidad de tu experiencia, no logras hacerte un espacio ante tu cliente genial; tienes como cartas extras el lugar y la calidad de la comunicación.

Yo prefiero atraer y aunque esto no te impide tener presencia en algunos lugares «más populares» puede ayudarte si divulgas bien tu filosofía de servicio prémium.

¿Qué puedes hacer ya?

  1. Identifica y fortalece los ingredientes selectos que formarán tu solución única, apetecida y anormal
  2. Actualízate y especialízate en los temas que componen tu mensaje de marca, para lograr que destaque tu nivel
  3. Y por último, revisa y redefine los canales en donde tienes presencia, allí puede estar la manera de diferenciarte y captar la atención de los mejores clientes.

No se te olvide:

Fuera del patrón está tu diferencial ¡Vuélvete un anormal!

Renzo D’Angelo

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

"*" señala los campos obligatorios

Paso 1 de 2