¡Valorízate y vende mejor!

¡Valorízate y vende mejor!

Hombre﹢
Hombre﹢
¡Valorízate y vende mejor!
/

En tu valor está el hilo conductor ¡Valorízate y vende mejor!

Me encanta esta frase, porque representa la secuencia comercial actual, olvídate de cómo se vendía en los años noventas, y piensa en lo que pasa en tu entorno ahora.

En la mayoría de los mercados, sectores y negocios, o como le quieras llamar, te encontrarás con miles de competidores, que como tú están buscando vender, ¡legítimo!

Hasta aquí no habría nada raro si no fuera porque nadie quiere que le vendas y todos odian la publicidad y el marketing intrusivo, entonces, ¿cómo le haces para rentabilizar lo que sabes?

De esto ya te he hablado, dejando de vender y centrándote en ayudar, sin embargo, tus intenciones pueden ser las mejores a la hora de crear un producto.

Lo que pasa es que de intenciones no se vive, y cuando te estrellas con la realidad resulta que tus clientes no valoran monetariamente lo que ofreces.

Porque no escuchan el valor de tu solución y probablemente lo tiene, solo que no es claro el mensaje y tu historia suena desafinada.

Por esto y otras cosas más, el reto es tuyo, porque sigues vendiendo no ayudando y hasta que no hagas el cambio de chip serás un hombre ineficiente, y para armonizarlo, te traigo:

3 acordes para deleitar a tus clientes como un hombre prémium

  1. Protagonista
  2. Maestro
  3. Solución

Protagonista

En este episodio asumiré que tienes un excelente producto y no sabes cómo comunicar su valor volviendo ineficiente el hilo comercial.

Entonces, lo primero que debes entender «así se retuerza tu ego», es que tú no eres el protagonista de tu marca, es tu cliente.

Y él como buen actor principal tiene problemas internos, externos e ideológicos, y como todos cuando tenemos problemas; él valorará las mejores soluciones.

Maestro

Aquí entra tu marca con un papel relegado al actor secundario, la experiencia y empatía que te da conocer (en primera persona) las dificultades y retos de tu cliente te convierten en el director de la orquesta.

Tu función, es ayudar, guiar, empatizar y presentar un mapa para afrontar los retos a los que se enfrenta el protagonista.

¿Cómo lograrlo?: con una melodía centrada en él y una expresión que te represente al mismo nivel de lo que vendes. No puedes solucionar prémium con una identidad, website y comunicación de baratija.

Solución

No hay proceso, narrativa o storytelling sin un desenlace, y en tu caso, debe ser con tus soluciones representadas en productos y servicios.

Diseñados minuciosamente para resolver cada uno de los retos del protagonista. Si tu cliente se identifica con tu proceso y el resultado, le dará valor a lo que vendes.

De lo contrario, habrás perdido tu tiempo porque tu servicio no es más que una costosa presentación.

¿Qué puedes hacer ya?

  1. Conoce bien a tu protagonista, ponle un nombre, anticipa sus pasos identifícate con sus retos y dificultades
  2. Conviértete en ese mentor que guía desde la experiencia, las metidas de pata, desde la vida cotidiana, las marcas de plástico sin tu cara no conectan
  3. Y por último, diseña productos desde la perspectiva de tu cliente, si el valor es la banda sonora de tu portafolio no necesitarás vender porque tu ayuda se hará comprar.

No se te olvide:

En tu valor está el hilo conductor ¡Valorízate y vende mejor!

Renzo D’Angelo

¡Hasta la próxima!


Comentar

Únete al clan

Y recibe mi correo semanal para impulsar tu marca personal como un hombre prémium.

"*" señala los campos obligatorios

Paso 1 de 2